Croissants

Descripción

Los croissants caseros, recién horneados, son una verdadera hazaña de repostería. Se trata de un proyecto ambicioso, pero el resultado final lo vale.

Ingredientes

400 g harina (y un poco más para espolvorear)
300 ml leche (templada, leche entera)
15 g levadura (levadura activa)
100 g mantequilla (sin sal)
5 g sal (1 cucharadita)
50 g azúcar
1 huevo (batido)

Instrucciones

Ponemos la harina en un cuenco grande y hacemos un hueco en el centro. Echamos la sal, el azúcar y la levadura desleída en un poco de la leche templada. Empezamos a mezcla con una cuchara de palo, incorporando el resto de la leche poco a poco hasta que se forme una masa más bien blanda. La amasamos ligeramente y la ponemos en un recipiente espolvoreado con harina. Cubrimos el recipiente con película de plástico y dejamos que la masa repose en un sitio templado hasta que doble su volúmen, 1 hora, o podemos refrigerarla durante la noche.

Pasamos la masa a una superficie enharinada y la amasamos ligeramente hsata dejarla firme y elástica, unos 10 minutos. La extendemos con el rodillo hasta formar un rectángulo de 6-10 mm de grueso.

Cortamos la mantequilla en trocitos y cubrimos 2/3 de la superficie de la masa con trocitos de mantequilla. Doblamos la parte de la masa que no tiene grasa hacia el centro. Después doblamos la masa sobre el otro tercio de forma que queden dos capas de grasa entre tres capas de masa. Apretamos los bordes con el rodillo para que se peguen. Envolvemos la masa en película de plástico y la refrigeramos 20 minutos.

Volvemos a estirar la masa en forma de rectángulo. Doblamos los extremos superior e inferior hacia el centro del rectángulo, de forma que quede doblada en tres capas. Envolvemos otra vez la masa en película transparente y la refrigeramos 10-20 minutos más. Repetimos esta operación dos veces más. Mientras reposa la masa la última vez, vamos forrando dos bandejas de horno con papel encerado.

Volvemos a estirar la masa en una superficie enharinada en forma de rectángulo, aproximadamente 30 cm x 50 cm y un grosor de 3-6 mm. Cortamos el rectángulo longitudinalmente en 2 tiras anchas, dividimos cada tira en 3 rectángulos y después dividimos cada uno de esos rectángulos en 2 triángulos, cortando por la diagonal. Enrollamos cada triángulo, sin apretar, desde la base hasta la punta, de forma que la punta quede debajo. Curvamos los extremos ligeramente para darles forma de media luna y los bamos poniendo en las bandejas preparadas, dejando 2-3 cm de espacio entre ellos. Cubrimos las bandejas con película transparente, sin apretar, y dejamos que reposen en un lugar templado hasta que doble de volumen, aproximadamente 2 horas.

Al final del tiempo de reposo, empezamos a calentar el horno a 190-200º C. Quitamos el plástico y pintamos los croissants con huevo batido y metemos las bandejas en el horno hasta que los croissants se doren, 15-20 minutos.

Cuando los croissants estén listos, sacamos las bandejas del horno y los pasamos a una rejilla para que se enfríen. Podemos servirlos templados o a temperatura ambiente.

croissants

Rendimiento
12 unidad
Nutrición
237 calorías por ración
Tiempo de preparación 90
Tiempo de cocción 20
Tiempo total
1 hora, 50 minutos