Aromas cítricos

Las frutas cítricas son excelentes por si mismas, como zumos, o como el ingrediente principal en muchos platos - especialmente los postres, pasteles o en zumos variados - sin embargo, su zumo o su cáscara también se utilizan como condimento, dándole sabor y aroma a muchas recetas.

Los cítricos como condimento

Los cítricos se conocen de antiguo en la historia culinaria, especialmente limas, limones y cidras. Se han usado durante mucho tiempo  como agente amargo y para añadir un sabor picante a los platos. El uso de cítricos dulces en platos endulzados, o para comer, es más reciente, pero no menos importante.

Los cítricos pertenecen a la familia de las rutaceas. Se pueden encontrar todos los tipos de cítricos, con relativa facilidad, en las tiendas.

Cómo preparar los cítricos

Tanto el jugo como la ralladura de los cítricos se pueden utilizar en salsas dulces y saladas, o como condimento en platos cocinados, y son también una adición importante en mermeladas, confituras, panadería, y para fabricar licores.

Zumo – Se puede utilizar tanto un exprimidor manual como uno eléctrico para extraer el zumo. Si sólo se van a utilizar unas pocas gotas,  basta con cortar la fruta por la mitad, pinchar un tenedor horizontalmente en medio de la pulpa, y apretar, mientras se mantiene la fruta encima de la comida. Las pepitas se quedarán en el tenedor.

Ralladura – Se puede utilizar un pelador de patatas o un cuchillo especial para cortar en juliana. Se debe evitar la parte blanca interna, pues su sabor es muy  amargo y agriaría la leche. Si se va a utilizar ralladura de cítrico para endulzar, queda mejor cuando se frota un terrón de azúcar sobre la cáscara antes de rallarla y añadirla a los postres.

Pulpa – La pulpa se utiliza principalmente en ensaladas y postres. Debe eliminarse todo rastro de la parte blanca, que es amarga, e, idealmente, todas las membranas que envuelven a los segmenteos, y las semillas.

Cómo se usan

Añadir un poco de zumo de cítricos a otro zumo de frutas o a un combinado hace que estas bebidas sean aún más divertidas y sabrosas. El zumo y la cáscara son las partes que más se utilizan en la cocina como aromatizantes para crear platos sabrosos. Cuando los segmentos enteros de cítricos se utilizan en ensaladas se consideran más bien un ingrediente, pero los segmentos se consideran un condimento cuando se añaden uno o dos a la parrilla donde se está haciendo algún tipo de carne. Y se  añaden porque realzan el sabor, haciéndolo más brillante, en muchos casos.

La ralladura normalmente se añade cruda  a bizcochos y pasteles para darles un toque ácido y contrarrestar una dulzura excesiva, pero también se puede utilizar piel de cítrico confitada y el sabor cambia. Tanto el zumo como la cáscara de Citrus pueden convertir un adobo para pescado, carne o aves de corral, en algo maravilloso, y además el zumo ayuda a romper las fibras de la carne y ablandarla.

Hay tantas formas de utilizar los cítricos como condimento en la cocina que es muy difícil que salga mal, o que uno se aburra de su sabor.