Bebidas sin alcohol para fiestas

Se pueden servir alternativas interesantes para quienes no beben alcohol, además del tradicional zumo de naranja o tomate.

No todo el mundo bebe alcohol en las fiestas, y siempre hay alternativas preparadas, pero suelen ser sólo zumo de naranja y zumo de tomate, deliciosos pero pueden llegar a ser aburridos cuando es lo único que aparece fiesta tras fiesta.  Lo mismo ocurre en las reuniones cuando se sirven cócteles y combinados; la persona que conduce y no bebe alcohol va a tener pocas opciones.

No debería ser así. Antes de la cena, se pueden servir cócteles sin alcohol que sean interesantes y se pueden preparar ponches de fruta para las fiestas que sean más interesantes que un simple zumo. Y servirlos en vasos altos, con el borde azucarado, adornados con trocitos de fruta. La presentación hace que un zumo normal se convierta en una bebida de fiesta.

Un cóctel sin alcohol mezclado de la forma correcta, servido en el vaso adecuado, con el borde glaseado y una decoración que complemente, o contraste, con el color y sabor de la bebida, crea  ambiente de fiesta. Además, ninguno de los invitados tendrá por qué sentir que se está perdiendo algo, y ocuparse de estos pequeños detalles es el signo de un buen anfitrión.

Cuando hace falta preparar cantidades grandes, como sería el caso de una fiesta familiar donde también estarán presentes los niños, se puede preparar naranjada, ponches de fruta y gaseosa, o sangría sin alcohol.

El hielo para bebidas de fiesta

Si, después de todo, se va a servir un simple zumo, podemos esmerarnos con el hielo. El hielo también ayuda a darle un toque especial a la bebida. Muchas bebidas de fruta quedan mejor con hielo picado, y también hay algunas alternativas muy fáciles para crear cubitos de hielo fuera de lo corriente.

Para hacer cubitos de hielo totalmente transparentes, sin defectos, hervir el agu, dejándola enfriar, claro, antes de llenar la bandeja de cubitos de hielo.

Una opción fácil es congelar flores comestible o hierbas aromáticas frescas dentro de los cubitos de hielo, por ejemplo, unas hojitas de menta para un ponche de frutas, o cebollino picado para un zumo de tomate preparado. Se puede jugar con la forma del hielo y congelar el agua en forma de bola en vez de cubitos.

Otra alternativa es servir cubitos de zumo de fruta congelado en vez de cubitos de hielo, y también podemos jugar con la forma y congelarlos en forma de bolitas. Se debe escoger un zumo de fruta transparente.

Con paciencia, se puede hacer hielo a capas, congelando una capa de agua, y cuando esté casi sólida, añadir una capa de zumo. También se pueden hacer dos capas de zumo de diferentes colores, o tres capas con agua y dos zumos.

Y se pueden servir fruta congelada en lugar de cubitos de hielo. Se puede utilizar fruta fresca congelada, y no es necesario hacerla en casa porque ya hay paquetes de fruta congelada preparada para zumos y batidos. Las fresas, frambuesas, moras o trozos de piña no quedan mal como hielo, pero este es uno de los pocos casos donde la fruta de lata hace un mejor papel que la fruta fresca. Se puede congelar fruta de lata, escurrida, en una bandeja sobe papel encerado y guardarla en una bolsa en el congelador unos días. Los gajos de mandarina, las cerezas sin hueso, y los lichis se convierten en hielo comestible que a la vez decora la bebida.

Por el día

Fantasía de fruta

120 ml (un vasito de vino casi lleno) de zumo de naranja
60 ml (4 cucharadas soperas) zumo de piña
6 fresas
1 raja de melón, pequeña, en trozos
Hielo

Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la batidora y los procesamos hasta obtener una mezcla suave. Pasamos la bebida a la copa de servir y decoramos con una fresa en el borde.

Alternativamente, se pueden licuar el melón y las fresas, y mezclar el zumo obtenido con el zumo de naranja y el de piña, y servir sobre hielo picado.

Sirve: 1-2, dependiendo del tamaño d la copa

Cenicienta

75 ml (5 cucharadas soperas) de zumo de naranja recién hecho
75 ml (5 cucharadas soperas) de zumo de piña
75 ml (5 cucharadas soperas) de zumo de limón recién hecho

Ponemos todos los ingredientes en una coctelera y agitamos bien. Servimos en copa alta con hielo. Se puede decorar con trozos de piña o rodajas finas de naranja o limón.

Podemos colar los zumos de naranja y limón para eliminar toda la pulpa, si así se desea.

Sirve: 1

Sangría sin alcohol

Se puede preparar en grandes cantidades. Es una bebida ideal para una fiesta en el jardín, o una barbacoa.

2 litros de zumo de uva (uvas tintas)
1 manzana (ácida, pelada, sin corazón y cortada en trozos pequeños)
2 melocotones (pelados, sin hueso, y cortados en trozos pequeños)
1 plátano (pelado y cortado en rodajas)
El zumo de 2 limones
20-50 g de azúcar (opcional, 1-2 cucharadas soperas)
1 litro de gaseosa o limonada con gas

  1. Ponemos todos los ingredientes, con la excepción de la gaseosa, en un recipiente y los dejamos en el refrigerador durante unas horas, mejor durante la noche.
  2. Mezclamos la gaseosa, o limonada, justo antes de servir. Servimos en vasos con hielo.

Sirve: 12 a 15

NOTA: Se pueden poner otras frutas, como naranjas, y añadir rodajas de naranja o limón junto con las otras frutas.