Cocina italiana

La cocina italiana es muy variada y ofrece muchas más delicias que los platos que ya se han hecho famosos en todo el mundo.

Si tratamos de imaginarnos la comida italiana, la mayoría de la gente va a pensar en pasta o pizza, espagueti o salchichas. Pero como la mayoría de las tierras antiguas y con una larga historia, Italia tiene una cocina muy variada. Las variaciones regionales no se aprecian en ninguna parte de una forma tan brusca como la diferencia que existe entre la cocina del norte y la cocina del sur de Italia. Tienen rasgos comunes, seguro. Pero si empezamos en el sur de Italia y viajamos hacia el norte, hacia los Alpes o las costas del mar del norte, veremos que la comida es distinta de lo que saboreábamos en el sur.

Muchas ciudades en Italia están cerca del mar, y los italianos son bien conocidos por su tradición pesquera, que tiene siglos de antigüedad. También se les conoce, obviamente, por el uso de la pasta en la cocina. Y muchas recetas excelentes han evolucionado a partir de esas felices circunstancias. Cuando el marisco es fresco y también la pasta, son dos excelentes socios.

La cocina del sur de Italia

La cocina del sur de Italia es con la que está más familiarizado el resto del mundo ¿Quién no ha oído hablar de la pizza? La pasta, también, es mucho más común en esta región que en los platos del norte de Italia. Es también mucho más probable que el sabor distintivo del aceite de oliva y de los tomates sea parte de un plato que se sirva en el sur de Italia de lo que sería en las regiones al norte.

Sin embargo, hay una gran variedad de la cocina del sur de Italia que puede sorprender a los visitantes que vengan a esta tierra amable y cálida. El clima benigno y la larga temporada de crecimiento permiten obtener las mejores verduras. Las costas ofrecen una abundancia y variedad asombrosas de pescados, moluscos y mariscos.

Y, sí, la comida napolitana, como la pizza, no sólo es común aquí, sino que es deliciosamente diferente de lo que se puede encontrar en otras partes del mundo, aunque se trate de cocina italiana. Es también aquí, en la Campania, donde se encuentran los mejores espaguetis, por no hablar de la excelente lasaña. Las razones no son difíciles de explicar. Un plato excelente empieza con buenos ingredientes, y es en esta región donde los ricos campos producen el mejor trigo duro. Además, no se podía encontrar mejor queso ricotta en ningún otro lugar.

Las laderas soleadas del Monte Vesubio, al sur de Italia, producen más cosas que uvas de calidad mundial. Son lesas laderas las que proporcionan el suelo y el calor que le dan a los tomates de  San Marzano su rico sabor. Y estos tomates, a su vez, se trituran para crear salsas marinara que son la envidia del mundo.

No todo es pasta. También son abundantes en la cocina del sur de Italia los platos de carne y de pescado. Ya se trate una ternera fina de Calabria, o las magníficas almejas de la costa, aquí se pueden encontrar platos de lo mejor. Aún más al sur, en la isla de Sicilia, por ejemplo, se pueden encontrar influencias de Grecia y otras tierras ancestrales.

El cannoli es un postre para morirse y un delicioso pastel a capas llamado cassata esuno de los favoritos de los lugareños. Es difícil encontrar mejores recetas de berenjenas en otros lugares, y un magnífico plato de berenjenas a la parmesana es la prueba necesaria.

Cuando uno saborea algunos platos producto de la cocina del sur de Italia, puede que nunca desee retornar a su país de origen.

La cocina del norte de Italia

La pasta no es la protagonista de la comida tan frecuentemente como lo es en el sur. En cambio, es el arroz el alimento que tiene el papel fundamental, convirtiéndose en la base, literalmente, de muchos platos deliciosos. El risotto, que se hace con una variedad  local de grano llamada Arborio, es un plato común en Lombardía, en la parte central del norte del país.

La carne aparece a menudo, ciertamente. Una vista común en Lombardía son los jamones elaborados a partir de cerdos locales, y las albóndigas de salchicha que se preparan aquí no pueden ser mejores. La carne de venado es uno de los tipos favoritos en esta zona, a menudo en forma de capriolo alla Valdostana.

Pero los vegetarianos pueden encontrar también docenas de platos para satisfacer su apetito. La polenta fue un alimento para pobres durante muchas generaciones; sin embargo, hoy en día, este plato a base de maíz se puede encontrar en los mejores restaurantes de la región. Piamonte ofrece fonduta – una salsa para mojar a base de leche, huevos y las trufas blancas locales.

La zona cuenta con un amplio litoral, y hay abundancia de pescado y de mariscos. Los frutos del mar se han abierto desde la orilla hasta alcanzar todo el interior. Y el pescado, moluscos  y mariscos del interior son tan frescos como los de la costa  gracias al transporte moderno. Aun así, no hay nada como una carpa o una trucha recién pescadas en uno de los muchos lagos y ríos que hay en el norte de Italia. La llanura del río Po, en el Véneto ofrece aves de caza, setas, y más, claro que sin mucho aceite de oliva, ya que la mantequilla es un ingrediente más común en la cocina del norte de Italia.

Incluso los platos más simples muestran claramente sus orígenes. Una deliciosa carne cruda sería un buen ejemplo. Este plato conocido como steak tartare en otros países, tiene un punto maravilloso en esta parte del mundo.

Este plato del Piamonte es sólo una de las muchas docenas de recetas que ofrece una de las regiones  de este hermoso país, famoso por su excelente cocina. Quien lo pruebe, se convencerá rápidamente y se convertirá en uno más de los adeptos.

A plate with spaghettis and pesto sauce granished with basil leaves.

Lo mejor para hacer turrón es un molde de madera. Puede improvisarse con cartón, o cartulina. Cortando un rectángulo de 25 x 15 cm, se marca una línea a 3 cm del borde, se doblan los lados, y se pegan las esquinas. Hacer un corte diagonal, pequeño, en las esquinas para doblarlas mejor. Forrar el molde con papel engrasado, sea cartón o madera.


Saludable

Las patatas hechas en el horno absorben menos grasa que las patatas fritas. Y las patatas cortadas gruesas absorben menos grasa que las patatas finas. Al fin y al cabo la grasa son calorías.