Coco

El coco es una sabrosa fruta tropical con gran utilidad en la cocina.

El coco es una fruta con gran aprovechamiento comercial. Es apreciado por su pulpa y su líquido, para hacer leche, crema, azúcar y harina de coco. Además la cáscara dura se usa como recipiente y para hacer carbón vegetal, la parte fibrosa se usa para hacer cuerdas, tela y cepillos, el tronco del cocotero se usa para construir casas y sus hojas sirven como forraje para el ganado y para cubrir tejados. Se hace licor a partir de la savia del cocotero, y vinagre; hasta sus raíces se usan como combustible.

El coco

Es frecuente ver coco rallado en bizcochos, galletas y pastelillos. El agua y la leche de coco también se encuentran con relativa facilidad y la popularidad del aceite de coco en la cocina sigue aumentando. Pero esta fruta tropical tiene más secretos.

Datos

El origen del coco es todavía tópico de discusión. Los exploradores portugueses y españoles documentaron el coco a mediados del siglo XVI y consideraron que parecía tener una cara muy fea, o una cara de mono, y por eso le dieron el nombre de coco, que es el personaje que sirve para asustar a los niños en España.

En la India, el cocotero es una planta es sagrada y se usa en ceremonias como signo de gran respeto.

En el trópico, el cocotero se considera como el "árbol de la vida" porque cada parte de la fruta se utiliza para producir una gran cantidad de mercancías desde bebidas, alimentos, fibra, combustible, utensilios, instrumentos musicales y mucho más.

Como se identifica el coco

El coco es un fruto grande y grueso, de color verde, en cuyo interior se encuentra una cáscara fibrosa marrón que envuelve a una piel fina, también marrón, sobre una capa de pulpa blanca y contiene un líquido claro en el centro. Esta fruta está clasificada oficialmente como una drupa fibrosa de una sola semilla. El melocotón y la ciruela también son drupas. Pero en el caso del coco, la parte comestible en este caso es la semilla. Esa cáscara fibrosa, dura y difícil de cascar de la semilla hace que el coco se parezca a una nuez.

Además del coco fresco, se encuentra coco rallado seco, agua de coco, leche de coco, crema de coco y aceite de coco. La pulpa del coco se conoce como copra y se prensa para hacer aceite de coco que se usa en las freidoras comerciales, porque tiene un punto de humeo alto, y en la repostería comercial

El coco inmaduro tiene una pulpa gelatinosa que se puede comer con cuchara. La pulpa se hace firme a medida que madura. El coco joven es el que se cosecha temprano, tiene una pulpa blanda y masticable y todavía tiene su cáscara peluda marrón.

Cómo se usa y como se conserva

Los cocos frescos están disponibles durante todo el año, aunque su temporada alta va de octubre a diciembre. Se debe escoger un coco que parezca pesado en relación a su tamaño y que se sienta lleno de líquido al sacudirlo. El coco tiene tres círculos en un extremo, los ojos, y se deben rechazar aquellos cuyos ojos estén húmedos.

Cuando se está cerca de la fuente de producción se pueden encontrar cocos muy frescos.  

Para abrir un coco, primero se inserta un instrumento punzante en uno de los ojos y se golpea suavemente con un martillo. Esta operación se repite en otro de los ojos para tener dos agujeros.  Entonces se vacía el líquido en un cuenco. Después se abre la cáscara y se caca la pulpa blanca.

Conviene probar el líquido para asegurarse de que está en buenas condiciones y que no sabe agrio ni tiene una textura aceitosa. Si el líquido es dulce, se abre cáscara puede con un martillo. La operación se facilita si se deja el coco en el horno a 200º C durante 15 minutos. La cáscara dura se agrietará y se abrirá antes al golpearla con el martillo. La piel fina marrón es comestible, pero se puede quitar con un pela-patatas.

La pulpa del coco puede rallarse, a mano o con el robot de cocina, o secarse. Se usa en helados, galletas, bizcochos y pasteles. También puede convertirse en leche o crema de coco. La pulpa de coco fresco rallada debe envolverse bien apretada; así se conservará 3-4 días en el refrigerador o 6 meses en el congelador.

El coco envasado puede encontrarse al natural o endulzado, refrigerado o congelado, seco y rallado o en forma de copos. A veces también se puede encontrar coco tostado y harina de coco. El coco envasado se conserva entre 6 y 18 meses a temperatura ambiente, dependiendo del tipo de envase, antes de abrirlo. Debe refrigerarse una vez abierto.

La leche de coco se hace combinando agua y coco rallado, fresco o seco, a partes iguales e hirviéndolas hasta que quede un líquido espumoso que después debe colarse para eliminar el residuo sólido. La crema de coco se hace de la misma forma, pero la proporción es de 4 partes de coco rallado por 1 parte de agua. Ambos productos, leche y crema de coco, se pueden encontrar envasados en las tiendas, enduzados o no.

El agua de coco puede congelarse, envasarse o procesarse para convertirla en leche o crema de coco.

En la cocina

Podemos agregar coco rallado al pan para empanar pollo o gambas, por ejemplo. El coco fresco se puede rallar o triturar para adornar todo tipo de ensaladas, incluyendo ensaladas de hojas verdes, arroz y quinua. La mayor parte de las recetas de esta fruta tropical son los deliciosos postres horneados y los panes dulces, pero con un poco de imaginación se puede usar de muchas otras formas.

La leche de coco también se puede usar en muchas recetas. Si se combina la leche de coco con uvas pasas, arándanos, azúcar moreno y canela se puede crear un sabroso postre de arroz basmati o un budín de arroz integral. Cuando se trata de carne, pollo o pescado para platos principales, siempre se puede preparar un curry picante con leche de coco y crema de coco. La cocina tailandesa cuenta con muchas recetas que usan leche de coco o el agua que se obtiene directamente al abrirlo.

coco y aceite de coco