El vino en Sudáfrica

El país donde se mezclan los estilos del Nuevo Mundo y del viejo

Cuando decimos vino en Sudáfrica, estamos hablando de un país productor de vino todavía en transición, a menudo con problemas de identidad e imagen para el consumidor. No hay que olvidarse de que Sudáfrica tiene las zonas vitivinícolas más atractivas del mundo. Son perfectas para el turismo del vino, y esta es una actividad en desarrollo.

Sudáfrica es el séptimo país productor de vino en el mundo con, aproximadamente, el 3% de la producción mundial, unos 100 millones de botellas al año: pero sólo se sitúa en la posición 33 en términos de consumo, unos 8 litros per cápita, mientras que en el Reino Unido es de 23 litros per cápita, en Francia es  45 litros, y en España es de 28 litros.

Los vinos de Sudáfrica dependen de las exportaciones. WOSA (Wines of South Africa, o Vinos de Sudáfrica) es una organización que se creó para promover las exportaciones. Todo vino que se exporta está sujeto a controles de calidad.

El Reino Unido es el principal mercado de los vinos sudafricanos. Igualmente, Sudáfrica es el 4º proveedor más importante de vino en el Reino Unido, y sigue subiendo puestos. Los vinos de Sudáfrica aparecen cada vez más en los principales minoristas del Reino Unido.

Los vinos de Sudáfrica consideran que su naturaleza es la variedad.

Uvas y tipos de vino en Sudáfrica

Históricamente, ha habido un gran énfasis en los vinos fortificados, come el jerez, el oporto y el brandy. Este tipo de vinos ha perdido importancia actualmente.

Sudáfrica muestra tanto los estilos del Viejo Mundo, estilos europeos, como del Nuevo. Hay muchas mezclas. Sus vinos son más moderados que muchos de los vinos del Nuevo Mundo. Los vinos sudafricanos pueden ofrecer profundidad y complejidad.

 

Uvas

1990

2009

Chenin Blanc

32

18

Sauvignon Blanc

4

9

Chardonnay

2

8

Otras uvas blancas

46

21

Total vino blanco . . . . . . .

84

56

 

Cabernet Sauvignon

4

12

Shiraz

1

10

Merlot

1

7

Pinotage

2

6

Otras uvas tintas

8

9

Total vino tinto . . . . . . .

16

44

Tipo de uva / su importancia

El país está pasando desde el vino blanco al tinto y hacia la producción de variedades internacionales.

1990: 15% de tintos y  85% de blancos
2003: 55% de blancos y 45% de tintos

Esto se debe a que el 80% de las nuevas cepas plantadas en 1990 fueron uvas para vino tinto, Shiraz o Shyrah, Cabernet Sauvignon, y Merlot. Mientras que el 87% de los viñedos arrancados eran uvas blancas, Chenin Blanc y Colombard. En el futuro, se verá aún más énfasis en el vino tinto, sobre todo Cabernet Sauvignon y Shiraz.

La variedad Chenin Blanc sigue siendo la uva blanca más plantada, con el 18% de todos los viñedos. Cabernet Sauvignon es la uva tinta más plantada negro, con un 12% de la superficie, pero Shiraz es el viduño que está creciendo más rápido crecimiento, alrededor del 10% y subiendo.

Hay muchas, muchas variedades de uva cultivadas en todas las zonas vinícolas, aunque a veces sólo haya unos pocos productores.

Pinotage, que es un híbrido entre Pinot Noir y Cinsault, es una importante variedad sudafricana pero todavía sufre de una imagen de calidad muy joven.

Breve historia del vino en Sudáfrica

Las primeras plantaciones se hicieron en 1655 por la empresa Holandesa de las Indias Orientales, pero sólo adquirieron importancia con el asentamiento de los hugonotes franceses (Franschhoek) entre 1680 y 1690.

En el siglo XVIII, los vinos de Constantia se encontraban entre los más buscados del mundo.

Durante la primera mitad del siglo XIX, los viñedos experimentan una gran prosperidad bajo la ocupación británica y con motivo de la guerra británica con Francia, pues Francia dejó de ser un proveedor de vino para el Reino Unido. Después ocurrieron algunos desastres. En 1861 terminó  la guerra entre Inglaterra y Francia; en 1886 la filoxera, en 1899 la guerra de los Boers, KWV y el control estatal, y después, entonces el apartheid.

Bajo el apartheid, con exportaciones restringidas, la calidad y la inversión sufrieron mucho en el sector vitivinícola.

Se han producido cambios desde el fin del apartheid en 1994. KWV se ha transformado, perdiendo muchos de sus poderes. Ha habido gran inversión en el vino. Los cambios han sido para mejorar. Hay que remarcar que la tendencia es el énfasis en el comercio justo y la ayuda a la población de color, que estuvo reprimida durante tantos años.

Las cuestiones clave con el vino en Sudáfrica

Sudáfrica no tiene una identidad simple en cuanto a sus vinos. Sudáfrica es un país menos agresivo que Australia y, en general, el vino es más caro que de Chile. Sin embargo, las dos principales marcas de exportación tienden a tener un precio modesto. First Cape la cuarta marca más importante en el Reino Unido, el principal importador de vino sudafricano, con ventas de 90 millones de libras esterlinas al año, y creció un 135% en 2009. Kumala también es una marca significativa, una marca desarrollada con una mente británica y diseñada principalmente para el mercado del Reino Unido. Los productores de vino de calidad no son muy conocidos, por lo general, fuera de su país, debido a problemas tales como su distribución limitada. Son también significativamente más caros.

El país sigue siendo predominantemente bebedor de cerveza. También l tiene una historia de vinos locales de baja calidad, a menudo resultado de viñedos sobresaturados.

Pinotage, la gran esperanza del vino tinto sudafricano a mediados de la década de 1990, se promocioné en exceso y a menudo resultó de mala calidad. Y eso hizo que la imagen del vino sudafricano palideciera.

La uva Chenin Blanc, que se conoce como Steen en Sudáfrica, podría estar mejor comercializada y merece serlo.

El incremento de la cotización de Rand, la moneda local, hizo que las exportaciones de vino resulten más caras y que sea más difícil competir en los mercados de bajo precio. Los vinos de calidad y de precios más altos carecen de historia que justifique su precio y su distribución está restringida, no son todavía un elemento útil para equilibrar las exportaciones.

La calidad del vino de Sudáfrica es comparable con los mejores vinos del mundo. Las mezclas de uvas tintas, con una base de Cabernet Sauvignon, parecen ser el camino hacia el futuro. El mensaje claro en los seminarios del año 2009 era que los productores sudafricanos se habían comprometido con calidad, en vez de la cantidad, y eran capaces de producir vinos de clase mundial. Los productores de vino habían ganado confianza desde el final del apartheid, habían invertido en un mejor control de calidad, y estaban mucho más en sintonía con el mercado mundial y con lo que otros países estaban produciendo. El mensaje subyacente, sin embargo, era que Sudáfrica no debía simplemente tratar de imitar, igualar, o superar a los vinos del resto del mundo, sino marcar su propio camino.

Se habla de la maravillosa diversidad del terreno apto para cultivo de la vid en Sudáfrica, y la consiguiente capacidad de producir vinos que sean más que un reflejo de la zona geográfica donde crecieron. "La variedad está en nuestra naturaleza" es el lema del vino de Sudáfrica. Algunos argumentaron que los intentos anteriores para crear esta identidad se habían centrado demasiado en uvas Pinotage, que son exclusivas de África del Sur. Aunque la calidad de los vinos hechos con uvas Pinotage es sin duda mucho mejor ahora que cuando se introdujeron por primera vez, su sabor tiene unas características, a veces descrito como parecido al caucho, o un sabor que recuerda a la industria, que no son del agrado de todo el mundo. Todavía hay una tendencia a incluir uvas Pinotage en las mezclas de vino tinto, aun cuando, tal vez, podría decirse que ese vino estaría mejor sin ellas.

En Burdeos algunas de las variedades de uva que se usan tienen calidad y rendimiento poco estable y pueden ser peores en un año determinado y, por lo tanto, la mezcla final de Cabernet, Merlot, Petit Verdot, y Cabernet Franc variará cada año. Se podría hacer lo mismo en Sudáfrica.

Hay que considerar la calidad de las variedades de uva internacionales plantadas en África del Sur. Se podría argumentar que la uva Cabernet Sauvignon sudafricana es tan buena y fiable que debería ser considerado como un vino varietal en lugar de ser parte de lo que se produce como una mezcla de vino de Burdeos, que también incluye Merlot y otras uvas tintas. El clima de Burdeos a menudo hace necesario que las uvas deban mezclarse. Posiblemente, el clima de estilo mediterráneo que tienen muchas partes de África del Sur hace que las uvas como Cabernet Sauvignon sean fiables, y es posible hacer vinos que sean 100% Cabernet Sauvignon.

No hay duda de que la calidad de los vinos producidos por particulares es alta y mucho mejor que hace varios años y son, por lo tanto, vinos que el país puede estar orgulloso de producir. Sin embargo, a pesar de los evidentes beneficios de la venta de este producto principalmente en volumen, la opinión del consumidor internacional en cuanto a los vinos sudafricanos está condicionada, al menos respecto a lo que significa una calidad razonable a un precio razonable. Los vinos producidos por viñedos particulares a menudo son más caros y tienen una distribución más limitada. Es una pena, porque estos vinos son los que mejor ilustran la variedad, singularidad y calidad de los vinos de Sudáfrica.

El Cabo