Pescado

El pescado se puede encontrar fresco, congelado, ya cocido o envasado.

El buen pescado fresco

Los ojos son transparentes, brillantes y redondeados. No están hundidos.

Las agallas tienen color rosado o rojo vivo.

Las escamas son lisas y brillan, están unidas y no falta ninguna.

La piel es brillante y húmeda, no tiene aspecto granulado ni parece pegajosa.

El cuerpo está firme y turgente, no está seco ni flácido.

El buen pescado cocido

El cuerpo es firme y jugoso.

Es más tránslucido que lechoso y presenta un color uniforme.

El pescado ahumado

El cuerpo está firme y seco.

La piel es brillante.

Tiene un olor a humo suave y agradable.