Sopas y purés

Las sopas pueden ser muy apetecibles y satisfactorias, calientes y reconfortantes cuando hace frío, frías y refrescantes en épocas de calor.

Las sopas se presentan de muchas formas. Hay sopas claras, sopas cremosas, purés, y potajes de legumbres. Hay sopas que se hacen con caldo y sopas hechas con otros líquidos, como leche. Hay sopas que se sirven calientes y sopas que se sirven frías.

Las sopas más sencillas tienen como base un caldo ligero y transparente, ya sea un caldo vegetal, de ave, de carne o de pescado, que suele prepararse a partir de un fondo. El resto de los ingredientes de la sopa se cuecen en el caldo, o fondo, unos minutos. Es muy importante usar un caldo bien condimentado porque los demás ingredientes no van a cocer suficiente tiempo como para darle sabor.

En las sopas cremosas, el líquido se espesa de la misma forma que se hace con las salsas. Muchas de estas sopas pueden considerarse como una salsa ligera y con más líquido.

Los purés son sopas que se espesan triturando alguno de los ingredientes, o todos los ingredientes.

Los potajes y sopas de legumbres suelen ser consistentes y algo espesos pues las legumbres necesitan hervir durante mucho tiempo para ablandarse, algunas se rompen y su almidón espesa el caldo.

Sopas para todas las estaciones

Hay una sopa perfecta para cada estación del año, casi para cada día del año.

Sopas para la primavera

Se pueden aprovechar las verduras tiernas para preparar sopas ligeras. Se cortan unas verduras de temporada en juliana y se cuecen durante 8-10 minutos en un caldo de verduras o de jamón.  Listo. Pueden utilizarse zanahorias, patatas, puerros, cebollas, acelgas, espinacas y otras.

Sopas para el verano

Cuando hace calor, apetece algo refrescante y ligero. Hay una gran selección de sopas frías que son muy refrescantes además de nutritivas e hidratantes.

Es también la temporada de preparar sopas para conservar. Así se puede disfrutar del sabor del verano durante el otoño y el invierno.

Sopas para el otoño

Los productos otoñales son ideales para preparar cremas, purés y sopas más consistentes. Es la temporada de la sopa de calabaza, la una crema de champiñones, una caldereta o una sopa marinera.  

Sopas para el invierno

El invierno es definitivamente el momento para las sopas calientes y reconfortantes. Ahora es cuando más apetecen los potajes de legumbres, el caldo gallego, la sopa del cocido, o una fabada.

sopas