Cestas de regalo

El regalo perfecto para todas las ocasiones.

Las cestas de regalo han evolucionado hasta abarcar todas las posibilidades imaginables, sólo faltan las que todavía ni se han concebido. La creatividad de los diseñadores de cestas de regalo no tiene fin y se puede apreciar visualmente.

Pueden encontrarse cestas con vino, chocolate, fruta, galletas dulces y saladas, frutos secos, queso, trufas envasadas  y todo tipo de regalos comestibles. Si alguien está buscando un Rioja fino o las trufas de chocolate perfectas, seguro que hay una cesta de regalo con vino o con el chocolate que los contienen, o una cesta con vino y chocolate.

Puede crearse una cesta con varios tipos de café y alguna taza especial para los apasionados por el café. Y los aficionados al té seguro que apreciarían una cesta que contenga sus tés favoritos y algunos que todavía no han probado, como algún té aromatizado o un té blanco especialmente delicado. Los devotos del chocolate caliente apreciarían una cesta con cacao molido hecho con chocolate de diferentes regiones, incluso se podrían incluir algunos dulces hechos con cacao.

Y no hace falta esperar a una temporada específica del año como las vacaciones de Navidad. Una cesta puede darse como regalo en cualquier ocasión, ya sea un cumpleaños, aniversario, boda, el nacimiento de un bebé, y otros días marcados. Hay muchos momentos que son oportunos para dar una cesta llena de artículos finos. Es cierto que una cesta de navidad, o una que se presente con la ocasión de la Semana Santa, es un regalo que hará que la temporada sea aún más festiva. Incluso eventos corporativos especiales o una promoción en el trabajo pueden ser una razón para dar una cesta de regalo.

Hay cestas diseñadas alrededor de los gustos e intereses masculinos típicos. Esos intereses van de los deportes, tanto interiores como exteriores, a vinos finos y buenos libros. Pueden ser las motocicletas, los coches antiguos, la caza, la pesca, o la música. La cesta puede ser un regalo formal, una muestra de apreciación, o una broma de un amigo.

Los deseos femeninos tampoco se descuidan. Una cesta de regalo para una mujer puede contener bombones, perfumes, algunos elementos especiales para el dormitorio o sales de baño para relajarse un domingo, cosa que apreciará si es una de esas mujeres que se ocupan del hogar además de trabajar fuera de casa y no tienen tiempo para sí mismas. Pero no hay que pararse ahí. Seguro que también apreciaría algunas golosinas que pueda llevarse al trabajo al lado de un conjunto de bolígrafo y pluma, que podría convertirse en su favorito para toda la vida. Libros y velas siempre gustan, pero la cesta de regalo podría contener sus poemas o música favorita, o tener en cuenta que además de gustarle el chocolate, es aficionada a la fotografía.

Hay muchas cestas de regalo ya preparadas que son adecuadas para personas de gustos variados. Pero si eso no fuera suficiente, las cestas de regalo son fáciles de hacer. Todo el mundo tiene la suficiente creatividad para producir este tipo de regalo único y personalizado. Además de todas las ideas ya mencionadas, pueden prepararse cestas basadas en un tema común, desde unas vacaciones, un viaje o países favoritos, contando con pasadas y futuras vacaciones , escenas de la naturaleza, o paisajes al aire libre.

De hecho, hay quien se emociona tanto con todas las posibilidades que presentan las cestas de regalo que piensa en convertirlo en su negocio. Como cualquier negocio, hay un montón de cosas prácticas a considerar, pero es un negocio perfecto para hacer en casa. Preparar cestas de regalo para otros puede darle salida a la vena artística además de traer ingresos adicionales.

Una cesta de regalo puede ser una muestra de gratitud por un día o convertirse en una costumbre  de por vida, pero ciertamente es siempre más que una sola cosa, las cestas de regalo presentan el mundo en miniatura.

Lo mejor para hacer turrón es un molde de madera. Puede improvisarse con cartón, o cartulina. Cortando un rectángulo de 25 x 15 cm, se marca una línea a 3 cm del borde, se doblan los lados, y se pegan las esquinas. Hacer un corte diagonal, pequeño, en las esquinas para doblarlas mejor. Forrar el molde con papel engrasado, sea cartón o madera.


Saludable

Las patatas hechas en el horno absorben menos grasa que las patatas fritas. Y las patatas cortadas gruesas absorben menos grasa que las patatas finas. Al fin y al cabo la grasa son calorías.