Skip to main content

Hemos seleccionado algunas de las ideas más curiosas para ofrecer a nuestros invitados una copa de vino perfecta.

Hay conjuntos para servir vino que incluyen cubitera, bomba al vacío, 2 sacacorchos, 2 servidores.

Los tapones para vino sirven para que el vino se mantenga fresco más tiempo, tanto en el frigorífico como en la mesa. Hay tapones para darle carácter a la botella que seguro que arrancan sonrisas. Un aireador de vino hace que el vino fluya más despacio al caer en la copa y realza el sabor.

Un sacacorchos es una herramienta esencial en cualquier hogar; además, un sacacorchos estiloso es un regalo ideal para los aficionados al vino. Hay modelos con los que se tardan segundos en quitar el tapón, sea el tapón original de corcho o el tapón auxiliar.

El sacacorchos soluciona el problema de abrir las botellas de vino, pero también hace falta un abrebotellas para abrir las demás, las botellas de cerveza o las de refrescos. Los hay de diseño o con formas de animales, como un tiburón.

Y cuando hablamos de refrescos y combinados, suelen servirse con hielo, pero el hielo diluye la bebida. Hay productos como las esferas de hielo que consigue enfriar nuestro combinado favorito sin diluir su sabor.

Los marcadores de copas sirven para darle a cada una un carácter único y poder distinguirlas de las demás. Se evita el problema de dejar la copa en una mesa y después no saber cual es la nuestra.