Algunas salsas fáciles para hacer con los niños

Los niños pueden ayudar a hacer salsas con yogur o queso cremoso.

del queso condimentado a la salsa sólo hay un paso

Yogur natural, queso crema y nata agria son una buena base para empezar una salsa. Muchas recetas que queso crema con hierbas se pueden aligerar con aceite o nata líquida para convertirlas en salsas.

El queso crema mezclado con cebollino picado y un poco de sal queda muy bien en bocadillos y tostadas. A partir de aquí, se puede probar a mezclar yogur natural, cebollino picado, sal y pimienta para aliñar ensaladas con patata cocida. Igualmente, queso cremoso batido con cebollino picado, sal, pimienta y un poquito de aceite de oliva o nata líquida para aclarar es una salsa que irá bien con patatas cocidas. Cebollino picado y nata agria es una combinación clásica, deliciosa bien condimentada con sal y pimienta.

Los niños pequeños pueden mezclar el yogur con el cebollino picado. Los más mayores pueden picar el cebollino y hacer la salsa solos.

Otra combinación a probar es yogur, ajo rallado, perejil picado, cebolla fresca rallada, sal y pìmienta.

Los pequeños pueden mezclar el yogur con el ajo, cebolla y perejil picados. Los mayores, que ya pueden pelar y rallar el ajo y la cebolla o picar el perejil, pueden hacer esta salsa solos.