Como curar la resaca

Merece la pena saber las curas que funcionan, las que no hacen nada, y cuales hacen que uno se sienta peor.

cerveza

La mejor cura para una resaca es prevenirla y no llegar a tener que sufrirla. Esto significa beber con moderación y procurar acompañar la bebida con algo de alimento. Pero esta es la época del año cuando se acumulan las fiestas familiares y empresariales, con multitud de cócteles, comidas formales, e informales, cuando muchas empresas ofrecen una comida a sus empleados y uno tiende más a salir con los amigos para ponerse al día de todo lo que ha pasado a lo largo del año. Esto significa cócteles y cava en las fiestas, vino con las comidas, copas después y más copas con los amigos. Casi todo el mundo bebe más que de costumbre y el riesgo de levantarse mal a la mañana siguiente es una posibilidad muy cercana.

La resaca es el malestar que experimentan al despertarse aquellos que estuvieron bebiendo alcohol en exceso antes de irse a dormir.

¿Un vaso de leche con huevo, ejercicio, o una pastilla para el dolor de cabeza? Cada remedio tiene su ciencia. Merece la pena saber qué curas funcionan, cuales no hacen nada, y cuales hacen que uno se sienta peor.

Si uno se va a pasar una noche alegre y con más alcohol que el normal, la ginebra, el vodka y los licores puros dan menos resaca que el vino o la cerveza.  Desde luego, no conviene mezclar. Hay una probabilidad muy alta de sufrir resaca mañanera en algún grado después de una noche de fiesta en la que se han mezclado varios tipos de alcohol.

Comer antes de beber

Se puede beber una buena cantidad de vino, cerveza, o cualquier otro tipo de alcohol sin sufrir ningún tipo de resaca cuando se ha preparado el estómago con algo de alimento. Cuando se bebe con el estómago vacío, el alcohol pasa a la sangre muy rápido, y provoca deshidratación y una disminución del nivel de azúcar en sangre, así que es una buena idea comer algo antes de irnos de copas. Al tener algo en el estómago, el alcohol se digiere más despacio, y será más fácil que el nivel de azúcar en sangre se mantenga estable o baje despacio. Además, si seguimos comiendo a lo largo de la noche, puede que evitemos la resaca por completo.

Agua

La deshidratación es la causa de la mayoría de los síntomas de una resaca, así pues reponer el líquido nos ayudará a recuperarnos. No es necesario tomar ninguna bebida especial para reponer electrolitos, basta con agua pura y simple.  Como mucho, se puede mezclar agua corriente con agua de coco, que contiene potasio y así se repone este mineral.

Andar deprisa, o un poco de jogging

El ejercicio incrementa el metabolismo y hace que el alcohol se elimine más rápido, así que si uno está de humor para ello, una caminata a paso veloz hará que la resaca desaparezca antes. Tiene que ser ejercicio suave, porque el ejercicio fuerte deshidrata y en ese caso sería peor el remedio que la enfermedad.

Un vaso de leche antes de dormir

Algo ayuda. Aunque no sea la mejor fuente de minerales, la leche ayuda a reponer los minerales perdidos. Además tiene caseína, una proteína que ayuda a dormir y contrarresta los efectos del alcohol. Si se toma calentita con azúcar, canela y un huevo, como un ponche sin alcohol mejor.

Ostras de la pradera

Se trata de huevo crudo, batido con unas gotas de salsa Worcestershire, Tabasco, sal y pimienta. Se debe tomar de un trago. Aunque sea un remedio que muchos postulan y se trata de alimento, la verdad es que no está probado que sean un milagro que cure la resaca, y probablemente son tan poco apetitosas como parecen.

Más de lo mismo, o un cóctel

No es ninguna buena idea. Beber más alcohol puede hacer que uno se sienta mejor de momento, pero realmente le echa más leña al fuego y hace que la resaca sea más fuerte. Si el remedio familiar es un bloody Mary, que sea virgen, o un zumo de tomate aliñado, al fin y al cabo, el tomate, como la naranja, tiene potasio y el zumo de tomate tendrá un efecto similar.