Postres dulces más saludables

A los niños y adultos les encanta el postre. La comida simplemente no es lo mismo sin un postre dulce.

tarta de fresa y crema

¿Qué tiene el postre para que les guste a todos? Es algo que nadie quiere perderse. No hace tantos años, la amenaza de dejarles sin postre probablemente era la forma en la que los padres hacían que sus hijos comieran alimentos que no les entusiasmaban demasiado en los platos principales.

Solo porque sea dulce no significa que tenga que ser malo para la salud. Incluso los postres grasos no son malos cuando se toman con moderación, pero nunca se pueden comer porciones grandes por la cantidad de calorías que tienen. ¿No sería mejor buscar opciones que permitan ingerir cantidades más grandes pero que tengan menos calorías? Y si vamos a ingerir ese número de calorías, más vale que sean nutritivas, algo más que simple azúcar y grasa. Al hacerlos en casa, se pueden preparar postres muy dulces pero más saludables.

Fruta fresca y frutos secos

La fruta fresca tiene una dulzura natural que a resulta muy apetecible. Si se le añade una cobertura crujiente de nueces picadas y azúcar moreno, resulta un manjar delicioso. Asar una manzana y llenarla de uvas pasas y almendra tostada es como comer una tarta de manzana más saludable. También funciona con peras y melocotones.

Chocolate negro

El chocolate negro tiene muchos beneficios para la salud, así que si se funde en moldes para dulces se pueden crear golosinas más saludables para los niños.

Sorbetes, granizados y polos de fruta

Se puede usar zumo de fruta para crear todo tipo de postres helados en casa., o se pueden comprar sorbetes y polos de limón en el supermercado. No tienen grasa y tienen menos calorías que los helados de crema.

Tarta de fresas

Un trozo fino de bizcocho fino como base, muchas fresas y un poco de nata montada resulta tan delicioso y menos pesado que una tarta completa. Aún mejor si se trata de un bizcocho casero. Cuando se trata de un postre de dieta, s puede usar estevia, o algún oro edulcorante bajo en calorías, para endulzar las fresas, la nata y el bizcocho.

Copas de fruta

Resultan muy atractivas a la vista y deliciosas en el paladar. Se ponen capas de fruta fresca, cortada en dados, yogur natural, galletas desmenuzadas y se decoran con nueces picadas o coco rallado. También se podría alternar nata montada, con moderación, o natillas caseras con la fruta, de forma que haya mucha fruta y no tanta crema. De la misma forma, se pueden hacer copas de fruta y chocolate.

Pizzas de fruta

Masa para galletas extendida un poco más fina, con una “salsa” de queso cremoso endulzado con miel y todo tipo de rodajas de fruta como cobertura. La mantequilla de cacahuete o de almendras también podrían servir como “salsa” y las bases de las pizzas podrían ser tortitas o crepes.

Gelatina

La gelatina no tiene grasa y puede ser muy dulce. Se pueden crear postres magníficos con una gelatina con sabor a fruta, o una gelatina hecha con zumo de fruta, con trozos de fruta fresca dentro y decorada con un poco de nata montada o crema de coco.