¿Ha sobrado pollo asado, pavo, o jamón y hay que usarlo? Pues si tenemos suficiente leche es fácil convertirlos en una comida deliciosa. Se puede hacer una caldereta al estilo de Nueva Inglaterra o se pueden servir con una salsa y puré de patata. Si se pican y se añaden a una bechamel pueden convertirse en conchas de bechamel, o croquetas.


Saludable

Casi todo el mundo ingiere más sal de la necesaria diariamente, sobre todo si se vive a base de comida rápida o comidas preparadas. Para reducir la sal, lo mejor, cocinar en casa y no sr tacaño con las hierbas aromáticas y las especias. Hará falta echar menos sal a la comida cuando se usan otros condimentos.