suero de leche

Es el íquido que queda después de haber hecho mantequilla o cuando la leche se ha cuajado para hacer queso. Al hornear, hace que la masa quede más suave y ligera que cuando se usa leche.

Si no se tiene suero de leche, se puede sustituir por leche con un poco de zumo de limón o vinagre. Se pone 1 chcarada de zumo de limón en un recipiente y se añaden 230-240 ml de leche. Se remueve bien y se deja reposar 5 minutos. Después se mide la cantidad necesaria y se usa.

Se puede usar también leche mezclada con crémor tártaro en la proporción de 2 cucharaditas de crémor tártaro por cada 250 ml de leche.

El yogur aligerado con leche o la nata agria aligerada con agua también son buenos sustitutos del suero de leche

Sinónimos suero de leche