Algas

Las algas comestibles se cocinan de forma parecida a las verduras.

Son un ingrediente ancestral las cocinas japonesa, coreana y china. También se encuentran en la cocina irlandesa y la de la zona oeste de Inglaterra.

Contienen una gran concentración de aminoácidos, y también vitaminas y toros elementos nutritivos.

Las algas pertenecen al reino vegetal, pero no son verduras, ni hortalizas. Viven preferentemente en el agua, ya sea el mar o agua dulce. Tienen clorofila pero pueden tener también otros pigmentos que les den un color diferente al verde. Pueden tener forma de filamento, cinta o lámina, incluso tener ramificaciones, pero también hay algas unicelulares.

Las variedades de algas comestibles más comunes se encuentran secas en tiendas especializadas en cocina oriental. También se pueden encontrar envasadas. Se pueden encontrar frescas cerca de la costa, y también se pueden recolectar en la playa o el mar cuando se sabe lo que se hace.

Las algas que se utilizan en la cocina se preparan de forma parecida a las veduras. Deben lavarse muy bien con agua dulce antes de cocinarlas. Si son secas, hay que hidratarlas.

Algas comestibles

Coralina

Se conoce también como musgo irlandés, musgo ibérico o carragenano. Se usa como espeante y para hacer gelatinas.

La coralina es un alga rojiza que se encuentra en las costas atlánticas del hemisferio norte. Tiene un color rojizo a morado, con tonalidades verdes y marrones cuando está fresca. Toma un tono blanquecino cuando se seca al sol.

Suele encontrarse seca y hay que remojarla en agua dulce unos 15 minutos. Después se cuela para eliminar el líquido, y se quitan los picos negros.

Para hacer gelatina, se deja que la coralina hidratada se cocine muy despacio, sin llegar a hervir, en algún zumo de fruta hasta que espese lo suficiente como para cubrir el dorso de una cuchara de madera. Después se pasa por un tamiz, exprimiendo bien todo el líquido, se mezcla con fruta troceada y se deja cuajar. Se considera que estas gelatinas son muy nutritivas.

Dulse

Es un alga marina de color marrón rojizo que crece en las costas del norte de los océanos Atlántico y Pacífico. Se usa como alimento en Irlanda, Islandia, Escocia y la costa atlántica de Canadá. Se puede recolectar directamente cuando la marea está baja. Su temporada es de junio a septiembre.

Es un alga que se puede consumir fresca o se seca al sol. Fesca, se lava bien, se saltea con un poco de aceite y luego se añade agua para que cueza hasta que esté tierna. Seca, se come tal cual o se convierte en copos o en polvo.

Se puede usar en sopas, bocadillos o añadirlz a una pizza. Se puede picar muy fino y usarla como condimento para carne o pescado. También se saltea, se fríe o se calienta en el microondas.

ensalada de wakame