Pasar al contenido principal

Cómo aprovechar las sobras de pescado

Las sobras de pescado son muy nutritivas y fácilmente pueden formar parte de las comidas familiares. Es una pena desperdiciarlas.

Las sobras de pescado pueden reforzarse con verduras para que alcancen para otra comida, convirtiéndose en un alimento nutritivo y versátil. Las verduras pueden ser frescas o ya cocinadas, y se pueden utilizar de diversas formas en la cocina.

El atún y el bonito quedan bien en empanadas y empanadillas, con un poco de salsa de tomate.

Los restos de pescado blanco, cocido o hecho al vapor, pueden usarse para hacer ensaladas y ensaladillas. Se puede hacer una ensaladilla con merluza cocida, patata cocida, guisantes cocidos, lechuga cortada en tiras y mayonesa. También podría hacerse una ensalada con arroz hervido, lechuga y mayonesa o salsa rosa.

Muchos pescados pueden usar para hacer pimientos rellenos, dependiendo de la cantidad que haya sobrado, se pueden mezclar con arroz cocido para engordar el relleno. Se puede mezclar pescado desmenuzado con colas de gamba, peladas, y un poco de mayonesa para rellenar tomates frescos.

El salmón y muchos mariscos se pueden mezclar con queso cremoso, mayonesa, y condimentarlos a gusto, para hacer patés de pescado. Con muy poco más trabajo tendremos un mousse de pescado, no hará falta añadir mucho más que clara de huevo batida a punto de nieve.

Con muy poco pescado pueden hacerse croquetas, pasteles de pescado, budines y suflés. Para hacer croquetas o cazuelitas de pescado, se mezcla el pescado desmenuzado con una besamel y la mezcla se echa en una fuente, en conchas o en las cazuelitas, para dejarla enfriar. Después se les da forma a las croquetas, se pasan por huevo y pan rallado y se fríen. En el caso de las cazuelitas, se cubren con pan rallado y trocitos de mantequilla y se hacen en el horno. La superficie de las conchas puede pasarse por huevo y pan rallado para freírlas, como las croquetas, o puede cubrirse con pan rallado y trocitos de mantequilla para hacerlas en el horno, como las cazuelitas.

Cuando mezclamos el pescado desmenuzado con puré de patata y algunas verduras, le damos forma de tortita, tenemos tortitas de pescado o pastelitos de pescado. Podemos freírlas directametne, si el puré de patata es jugoso y firme, o podemos rebozar las tortitas de pescado con pan rallado antes de freirlas. Si el puré de patata está muy seco, las tortitas se pueden pasar por huevo batido antes de rebozarlas. Los pastelitos de pescado, rebozados o no, se pueden terminar en el horno, en lugar de freírlos. El truco para hacer pastelitos de pescado con una forma perfecta es usar un molde desmontable o un aro para darles forma. Mezclamos el pescado desmenuzado con puré de patata y huevo batido, y lo metemos en el horno para hacer un budín de pescado, que se puede servir cubierto con salsa de tomate. Si el pescado se mezcla con puré de patata o besamel, yema de huevo batida y clara de huevo batida a punto de nieve, el resultado será hacer un suflé de pescado.