Cestas de regalo con chocolate

Más allá de una caja de bombones.

Hay una variedad infinita de cestas de regalo. Belleza, productos de baño, vino, joyas, productos de temporada, vacaciones y cualquier cosa que se pueda imaginar. Pero las cestas de regalo con chocolate son una opción muy popular, por razones obvias.  Prácticamente a todo el mundo le gusta el chocolate.

Este producto que nace de la planta de cacao contiene cientos de compuestos químicos, muchos de los cuales alcanzan los centros de placer del cerebro. Y cuando se trata de una cesta de regalo llena de chocolate, la satisfacción se duplica, se triplica, se cuadruplica.

Se pueden hacer cestas de regalo con chocolate en todos los estilos que la creatividad de los diseñadores es capaz de imaginar. Una cesta podría contener algunas docenas de esas chocolatinas que eran nuestras favoritas cuando éramos pequeños. Los colores que formaron parte de nuestra niñez se renuevan al ver las golosinas presentadas artísticamente. O bien, la cesta puede satisfacer nuestros gustos como adultos. Una cesta llena de los mejores chocolates gourmet nunca decepciona.

Bien por quienes disfrutan del chocolate negro, puro y simple. Reciben una gran cantidad de antioxidantes saludables ¿Quién dice que no puede ser sano el que te regalen chocolate? Y no hay que preocuparse por la línea cuando se reciben esas trufas embriagadoras. Basta con abrir la cesta en compañía, y esas trufas no durarán lo suficiente para que tengan ni el más mínimo impacto el peso.

Se puede comprar una cesta ya hecha, seleccionar un diseño y que la cesta se prepare contra pedido, o pedir  un diseño personalizado y preparado exclusivamente para la ocasión. Se puede escoger un conjunto de galletas gourmet cubiertas con chocolate que rodean un arreglo central de deliciosos bombones. O bien, se puede disfrutar de una muestra geométrica, cuidadosamente dispuesta, de chocolates blancos suizos.

Cuando se necesita mirar hacia atrás para recordar tiempos mejores, se puede escoger como tema divertido la opción “comida basura” que anuncia que todo el mundo tiene derecho a darse el gusto de vez en cuando. Si se busca un tema romántico, o una sugerencia sutil de que se ha estado pensando en alguien especial, hay infinidad de diseños dedicados al día de los enamorados para escoger, con pilas de chocolate rodeadas de mensajes de papel en forma de corazón rojo. Quizás lo de los mensajes no sea tan sutil, pero será fácil encontrar inspiración.

El chocolate se adapta a todo. Se pueden entregar docenas de bolsas de papel celofán llenas de bombones a los asistentes a esa reunión corporativa. O se puede seleccionar una surtido de chocolates para esa persona especial que nos hizo un gran favor. Y como el chocolate va tan bien con tantas cosas, puedes optar por una cesta de regalo combinada que contenga también  frutos secos, galletas y otras adiciones compatibles con el chocolate.

Si se coloca una tarta de chocolate fina, o un círculo de tartas de chocolate en miniatura, como centro de la cesta, se puede rodear de bombones, flores comestibles o figuras de mazapán. Pero también se podrían incluir el plato decorativo y los cubiertos para servirla o comerlos. Esa fabulosa tarta será una delicia para disfrutar en el momento, mientras que el palto y los cubiertos serán un recuerdo de por vida. Esta es una buena ideal recibir una invitación de una nueva pareja, porque todavía no tendrán mucho en casa ¿Qué se desea quedar especialmente bien? Los cubiertos pueden ser de plata.

Cualesquiera que sean las preferencias, el chocolate negro belga más oscuro, el más blanco de los chocolates blancos suizos, o el chocolate gourmet de una tienda local, seguro que se encontrará una infinita variedad de opciones. Ya sea que se festeje alcanzar un objetivo menor, se celebre un aniversario especial o un evento corporativo, seguro que se encontrará fácilmente una cesta de regalo con chocolate perfecta para cada ocasión.

Una caja de bombones se puede considerar una cesta de regalo de formato sencillo, pero se puede hacer mucho más.