Cómo conseguir que los niños coman de forma saludable

A veces hay que buscar estrategias diferentes para hacer que los niños coman de manera saludable.

los niños pueden apreciar la comida saludable

Y para que naveguen sin zozobrar en el mar de la comida basura.

Con toda la comida rápida que hay hoy en día, hacer que los niños coman de forma saludable puede provocar más de un dolor de cabeza. De hecho, muchos niños asocian el término "comida saludable" con algo poco sabroso. Esto no significa que sea imposible cambiar la opinión de los niños sobre lo son los alimentos saludables y hacer que disfruten de una dieta más sana.

Esconder las verduras

Es curioso como muchos niños pueden comer pasta y carne a todas horas pero no prueban las verduras. Y es curioso porque suele darse el caso más en los niños que en las niñas; de la misma forma que hay muchos más hombres que se abonan al dicho “de lo que come el grillo, poquillo” que mujeres. Si los niños, y no tan niños, se niegan rotundamente a comer verduras y hortalizas, será necesario esconderlas en los platos que aprecian.

  • A casi todo el mundo le gustan los macarrones con salsa de queso. Siempre se puede añadir un poquito puré de calabaza, zanahoria, batata o espinacas a la salsa de queso.
  • Incluso los niños que no comen verduras, no le ponen ningún pero a la pasta con salsa de tomate. Siempre se puede añadir brócoli, zanahoria, judías verdes y otras verduras, cocidas al vapor y trituradas, a la salsa de tomate que se sirve con la pasta para darle variedad a la dieta. Será difícil que se den cuenta.
  • Se pueden añadir algunas espinacas, o brócoli y zanahoria rallados, sobre la pizza la siguiente vez que preparéis una en casa. Aunque no sea su pizza favorita, seguro que se la comen. Y si las verduras están muy picaditas, ni las notarán.
  • Se pueden disfrazar las verduras de arroz o pasta, como la coliflor picada en forma de granos de arroz, o la calabaza y los calabacines cortados en forma de espagueti.

Introducir un alimento saludable cada vez

Conseguir que los niños coman de manera saludable puede ser tan doloroso como sacarse una muela sin anestesia cuando se hacen varios cambios en la dieta al mismo tiempo. Es cuestión de tomárselo con calma e introducir un alimento saludable cada vez.

  • Si se hacen hamburguesas, pizza, pollo empanado y varitas de pescado en casa, con ingredientes saludables, es más fácil que los niños ignoren las versiones menos saludables que se sirven en los restaurantes de comida rápida.
  • Se pueden incluir más productos integrales en la comida diaria, como el pan, pasta, arroz y la harina que se usa en casa. No Hace falta cambiarlo todo inmediatamente. Por ejemplo, se puede empezar por usar una parte de arroz integral y dos partes de arroz blanco la primera vez e incrementar la proporción de arroz integral la siguiente. Y así sucesivamente hasta que sólo se sirva arroz integral. Y aún entonces se pueden alternar recetas de arroz integral con recetas de arroz ordinario para no cansar.

Conocer es amar

Y a los niños hay que hablarles sobre los alimentos saludables para que los conozcan y empiecen a apreciarlos. Una forma de hacerlo es contándoles historias. A los niños pequeños les encanta que les cuenten cuentos y les lean libros. Entonces, ¿por qué no empezar a contarles a los niños historias que hablen sobre alimentos saludables? Se puede llevar a los niños mayores a la biblioteca y ayudarlos a elegir un libro educativo sobre la alimentación saludable y cómo influye en la salud, el bienestar y la vitalidad una dieta equilibrada.

Lo mejor es ser positivo con la comida

Ser positivo sobre la dieta y cuidadoso con lo que se come es un ejemplo para los niños y sirve para fomentar su curiosidad acerca de los alimentos saludables. Otra forma de hacerlo es pedirles a sus hijos que le ayuden a hacer la compra y preparar la comida. Cuando se involucran en el proceso, aprenden cosas sobre los alimentos que están comiendo y cómo todos los ingredientes se combinan para crear una comida sabrosa que además es saludable.