Cogido en la red - Dieta mediterránea y actividad mental

lechuga variada

Muchas son las personas que sufren la enfermedd de Azheimer y demencia senil, problemas para los cuales no tenemos solución todavía. Así pues, es normal que mucha gente está preocupada por la posibilidad de perder sus facultades mentales al envejecer. Por eso nos hemos fijado en las noticias que nos enseñan a prevenirlos, dentro de nuestros medios.

El ajo protege la actividad mental

Según estudios realizados por la Universidad de Missouri, un tipo de antioxidante conocido como FruArg, que se encuentra en el ajo y particularmente en el extracto da ajo envejecido, ayuda a disminuir la inflamación de la fibra nerviosa y a luchar contra el estrés oxidativo; incluyendo el daño causado por la polución. Aparentemente, también facilita la producción de otros anti-oxidantes, ayudando por tanto a ralentizar el deterioro cerebral causado por la edad.

Ya sabíamos que el ajo era bueno, ahora sabemos que los suplementos alimentarios a base de extracto de ajo envejecido, populares entre las personas que quieren obtener los beneficios de comer ajo evitando el mal aliento, probablemente también lo son.

Capaces y felices durante más tiempo

Una dieta Mediterránea ligeramente modificada para hacer más énfasis en las verduras y frutas como las fresas, frambuesas, arándanos y todo tipo de bayas ayuda a prevenir el deterioro de nuestras facultades mentales con la edad.

La dieta de la mente (mind diet) recomienda tomar al menos tres porciones de cereales integrales, una ensalada, una ración de otra verdura y un vaso de vino cada día, legumbres y aves de corral al menos dos veces por semana, y pescado al menos una vez a la semana. Las únicas frutas que se recomiendan por su actividad protectora son las bayas – arándanos, frambuesas, fresas y demás frutos del bosque. Como se basa en la dieta mediterránea, no debería hacer falta recordar que el aceite debe ser de oliva y que nueces y almendras son un buen aperitivo.

Claro que la dieta no funciona sino se limitan seriamente los alimentos que tienen efectos perjudiciales como son los dulces y caramelos, comida rápida, fritos pesados, queso graso, margarina, mantequilla y carne roja.

Casi todas las recomendaciones de esta se incluyen también en las dietas para reducir la presión arterial y la enfermedad cardiovascular, así que los seguidores  de la dieta de la mente obtienen beneficios añadidos en cuanto a su salud y bienestar.

Esta dieta nació  como resultado del trabajo de los investigadores del Rush University Medical Center en Chicago, una de las instituciones académicas líderes en medicina.

Y tendremos menos dolores de cabeza

Pues parece ser que las personas que toman más cantidad de alimentos ricos en ácido fólico, y las verduras de hoja verde y las lentejas son un ejemplo de estos alimentos, sufren menos migrañas, al menos el tipo de migraña asociada a la mutación de un gen particular, según otro grupo de investigadores. Claro que es uno de los primeros estudios en los que se ha buscado la evidencia de que la vitamina B puede ayudar a prevenir las migrañas y hará falta investigar más sobre el tema. También es un hecho que demuestra cómo el entorno puede vencer a los genes. Y para evitar el dolor de cabeza, uno debe comer más, alimentos ricos en folato, claro.

Y estaremos más guapos

La vitamina A ayuda a regular la grasa y las hormonas que se producen en el tejido adiposo.

Y puede ser que la gente con exceso de peso no esté tomando una cantidad suficiente de esta vitamina. Según datos aparecidos en el Journal of the Aerican College of Nutrition, entre los adultos que participaron en el estudio se observó que los que tenían exceso de peso tenían también niveles mucho menores de vitamina A que aquellos con un peso normal.

La vitamina A y los carotenoides, precursores de esta vitamina, se encuentran en los alimentos de color naranja fuerte, como las zanahorias y los albaricoques, y verde brillante, como las verduras de hoja verde, seguro que todo el mundo ha sido capaz de adivinarlo.

Ahora que estamos en verano, es una oportunidad para disfrutar de ensaladas con lechuga de color fuerte, zanahoria rallada, tiras de pimiento y tomate. Además, la vitamina A y los carotenoides se absorben mejor cuando hay un poco de aceite de oliva en la ensalada. Seguro que muchos conocían este dato, lo que puede resultarles nuevo es que el huevo cocido tiene un efecto similar pero más potente y la cantidad de vitamina A que se absorbe puede multiplicarse por nueve con la ayuda de los lípidos presentes en la yema de huevo, así que mejor añadimos huevo duro a esa ensalada.

Bueno, si seguimos la dieta de la mente y hacemos que nuestra ensalada diaria sea de este tipo, volveremos de las vacaciones algomás listos y bastante más guapos.

¿Está en declive la dieta mediterránea en los países mediterráneos?

Parece ser que muchas personas se apuntan al tren de la comida rápida en los países mediterráneos. En las ciudades se cocina menos en casa ahora que muchas mujeres se han incorporado al mundo del trabajo.

Con tanta evidencia que apoya las bondades de la dieta mediterránea  en cuanto a protección de enfermedades cardiovasculares, salud mental, e incluso su utilidad a la hora de mantener el peso adecuado, no es el momento de dejarla.

Si siempre lo hemos hecho bien ¿Por qué estropearlo ahora?