Fruta fresca de postre

La fruta fresca es un postre delicioso.

La fruta fresca se puede presentar en un frutero y cada comensal escoge y prepara su fruta. Resulta más fácil si la fruta fresca ya viene pelada y cortada de la cocina. En este caso se puede aprovechar para darle una buena presentación.

Lo que se necesita para preparar deliciosos platos de fruta fresca es un buen cuchillo afilado para pelar fruta, un cuchillo con sierra para cortarla, un exprimidor para los cítricos, un vaciador para quitarle el corazón a las manzanas y peras, un cortador para hacer bolas de melón o sandía y una tabla con un surco que recoja el zumo para preparar la fruta.

Conviene preparar la fruta fresca en el último momento. Pierde sabor rápidamente, así que no se debe preparar de un día para otro. Algunas frutas, como las peras y las manzanas, pierden color al cortarlas pues se oxidan rápidamente en contacto con el aire y deben frotarse con zumo de limón o sumergirlas inmediatamente en almíbar.

sandía