Bebidas aromáticas, infusiones

El té, café y chocolate son las bebidas aromáticas tradicionales. Beber infusiones de hierbas por placer es una costumbre moderna.

El café es una bebida muy antigua. Es la opción preferida para el desayuno para muchos, el final perfecto para una comida, y también se utiliza como aroma, para dar sabor a postres y recetas saladas.

El té, como bebida, es más antiguo que el café, más antiguo que el vino, y tal vez incluso más que la cerveza. Esto último es discutible, ya que algunos tipos de cerveza ya se conocían hace unos 10.000 años, mientras que el té "sólo" tiene alrededor de 5.000 años. Más que suficiente, no vamos a poner peros. El té es viejo.

El té, café y chocolate son las bebidas aromáticas tradicionales, mientras que las infusiones de hierbas se consideraban más bien bebidas medicinales. Aunque conservan sus propiedades, hoy se beben por placer.

El chocolate es la delicia que nos hace sentir bien, y el condimento por excelencia para postres y platos dulces, pero es también una bebida reconfortante.

Las bebidas aromáticas y las infusiones de hierbas son tan populares que donde quiera que uno esté, se puede tener un Yi Wu en una olla de barro Yixing, o un Rooibos en una taza de cristal danés. Se puede disfrutar de una tisana de hierba de limón o incluso un Ceilán al arándano y vainilla. Se puede tomar una taza de Arábica después de comer o un chocolate oscuro a media tarde. Lo que no se puede hacer, opinarán los más de mil millones de aficionados al té, café, o chocolate, en el mundo, es resistirse a una taza perfectamente preparada de las mejores bebidas del mundo.

Cómo se preparan

Café - Medir una cucharada de café molido por taza. Lo mejor es usar una cafetera. Si no se tiene, poner agua a calentar en una olla y cuando rompa a hervir se retira del fuego, se echa el café, se tapa, y se deja reposar 5 minutos. Se cuela antes de servir. También se puede preparar poniendo el café molido en una manga y echando encima, muy despacio, agua hirviendo.

- Calentar primero la tetera echando un poco de agua hirviendo y dejándola unos minutos. Después se tira ese agua y se ponen las hojas de té en la tetera, se vierte agua hirviendo encima, y se deja en infusión 2-3 minutos. Para un té fuerte, dejar en infusión hasta 5 minutos.

Chocolate - Si no se tiene una chocolatera con molinillo, se calienta agua o leche en una olla y se echa el chocolate, partido en trocitos, en la leche caliente, y se sigue calentando a fuego suave, removiendo constantemente, hasta que se disuelva. Medir una onza de chocolate por taza. También se puede utilizar chocolate en polvo, que se disuelve directamente.

Infusión de hierbas o tisana - Se calienta el agua en una olla y al romper a hervir se echan las hierbas, una cucharadita por taza, se tapa, se retira del fuego, y se deja reposar 5 minutos. Se cuela por un colador de malla muy fina antes de servir. Algunas hierbas quedan mejor cuando se hierven a fuego muy lento durante 5 minutos que cuando se dejan reposar en infusión.

Café en una taza blanca sobre fondo de granos de café.

Lo mejor para hacer turrón es un molde de madera. Puede improvisarse con cartón, o cartulina. Cortando un rectángulo de 25 x 15 cm, se marca una línea a 3 cm del borde, se doblan los lados, y se pegan las esquinas. Hacer un corte diagonal, pequeño, en las esquinas para doblarlas mejor. Forrar el molde con papel engrasado, sea cartón o madera.


Saludable

Las patatas hechas en el horno absorben menos grasa que las patatas fritas. Y las patatas cortadas gruesas absorben menos grasa que las patatas finas. Al fin y al cabo la grasa son calorías.