Azufre

El azufre es un mineral sorprendente.

El azufre se ha utilizado a lo largo de la historia para aliviar los síntomas de muchos males. Después del calcio y el fósforo, el azufre es el tercer mineral más abundante en el cuerpo humano. Cada célula viva en el interior de nuestro organismo contiene azufre. Por ejemplo, el azufre es un componente de algunos aminoácidos, y los aminoácidos son los bloques con los que se construyen las proteínas, y a partir de las proteínas se construyen órganos y principalmente los músculos.

El azufre cura muchas enfermedades

El azufre tiene una reputación de ser el mineral que el cuerpo humano usa para embellecerse, y quien se haya sumergido alguna vez en un manantial sulfuroso sabe que es cierto. Otra de las razones para hacer esta afirmación tiene que ver con el hecho de que el azufre está en la queratina, que mantiene el cabello, las uñas y la piel fuertes y saludables. El azufre juega un papel importante en la producción de colágeno, el mejor aliado de la piel. El colágeno está realmente presentes en los tejidos conectivos de la piel y estos son los tejidos que le ayudan a mantener su elasticidad. El colágeno también ayuda a que las heridas se curen mejor, y más rápido.

El azufre también participa en el proceso de la respiración celular, que en términos simples significa que ayuda a las que las células utilicen el oxígeno de manera eficiente. Los resultados finales de esta función corporal son una mejor actividad celular que se amplía a una mejor actividad corporal, incluyendo la función cerebral.

El azufre ayuda a la eliminación de toxinas corporales, y por eso se considera como un desintoxicante. Esta es una función importante porque, con el tiempo, las toxinas pueden acumularse en el organismo, debilitando al sistema inmunológico, o creando una sensación letárgica general, o incluso poner en peligro el propio sistema de limpieza interna de nuestro organismo, los riñones y el hígado. Cuando se desintoxica el cuerpo, todo el mundo se siente rejuvenecido.

El azufre tiene muchas propiedades que combaten el envejecimiento, y ayuda a aliviar los síntomas relacionados con las condiciones asociadas a la edad, como pueda ser la artritis. El azufre se ha utilizado para aliviar los síntomas de enfermedades de la piel tales como eczema, psoriasis, dermatitis del pañal, las hemorroides, sequedad del pelo y del cuero cabelludo, y el acné. De hecho, un gran número de ungüentos, cremas, lociones y otros tipos de productos para el cuidado de la piel contienen azufre.

El azufre también contribuye de una forma importante en el metabolismo de varias de las vitaminas del grupo B, incluyendo las vitaminas B1, B5, ​​y las biotina.

Cantidades recomendadas y dónde se encuentra

El azufre se encuentra en todas las proteínas por lo que consumir una dieta rica en proteínas es una de las mejores maneras de asegurar que se ingiere una cantidad suficiente. Algunas de las mejores fuentes de azufre incluyen carnes magras, carne de ave, pescado, huevos y yemas de huevo, la leche y las legumbres. También contienen azufre el ajo, repollo, coles de Bruselas, brócoli, cebollas, nabos, la col rizada, lechuga, algas, algas marinas y algunos frutos secos. Quienes siguen una dieta vegetariana muy estricta, o una dieta baja en proteínas, deben asegurarse de complementar su ingesta de proteínas.

El consenso general es que la mayoría de la gente obtiene el azufre que su cuerpo necesita simplemente por el hecho de comer alimentos con proteínas. Por lo tanto, se dan pautas especiales, ni se ha fijado una cantidad diaria recomendada de este mineral. Teniendo en cuenta todos los beneficios derivados del azufre, tiene sentido asegurarse de que la dieta contenga una cantidad razonable de proteínas, independientemente de la edad.

No hay una cantidad diaria recomendada de azufre, si que la hay para los aminoácidos que contienen azufre, metionina y cisteína. La cantidad recomendada es de 14 mg / kg de peso de los dos aminoácidos combinados.

el huevo contiene azufre