Zumos y batidos caseros

Si vamos a hacer zumos, mejor si podemos hacerlos rápido y con las molestias mínimas

Aunque hacer zumos requiere equipo especializado y grandes cantidades de frutas, verduras y hortalizas, hay cosas que se pueden hacer para ahorrar tiempo y dinero.

Equipo

El gasto más grande y más evidente para los aficionados a los zumos caseros es la licuadora o exprimidor eléctrico. Debido a que la calidad del aparato juega un papel importante en la cantidad y calidad del zumo extraído, no es un punto para escatimar.

Dicho esto, se pueden encontrar licuadoras a precios razonables. Un aparato de segunda mano que haya sido cuidado con cariño puede ser una solución, particularmente cuando hacer zumos es una actividad nueva y no se está seguro de si se continuará a largo plazo.

Se puede preguntar a amigos o compañeros de trabajo. Puede ocurrir que alguien haya recibido dos como regalo, o alguien del gimnasio va a comprar un modelo mejor y vende el antiguo.

Hay grupos de intercambio en Internet dónde se listan las cosas que uno no quiere. Particularmente al principio del verano, cuando muchos extranjeros trabajando en el país se vuelven al suyo y no se llevan los aparatos eléctricos.

Sitios de venta de segunda mano en Internet, desde eBay, Craiglist, o incluso se puede buscar una licuadora en Amazon, donde las hay nuevas y usadas.

Es posible encontrar buenos aparatos a precios razonables en las rebajas de los grandes almacenes.

    Craigslist - Tenga cuidado Cuando el oro Dar información personal Cuando encuentra a alguien en persona. Que siempre ha habido en la regla, en el día, incluso de los anuncios clasificados de los periódicos locales. Consejo: utilizar las alertas de Google para notificarle acerca de nuevos mensajes de Craigslist para exprimidores.

Tiempo

Aunque no resulte algo vistoso y parezca aburrido, planificar y preparar con antelación ahorran muchísimo tiempo, y sí que resulta divertido hacer zumos en casa cuando todo está debidamente preparado.

Si la licuadora siempre está montada y limpia, puede utilizarse cada vez que nos apetezca. Particularmente si se prepara el zumo para el desayuno, a primera hora de la mañana, debería limpiarse y montarse la licuadora, si no está siempre en la encimera, la noche anterior, antes de irse a la cama.

Si la licuadora tiene un recipiente aparte para recoger la pulpa, se puede forrar con una bolsita de plástico y así se facilita la tarea de limpiarlo. Bastará con tirar la bolsa a la basura, o congelarla, si se va a utilizar esa pulpa para otro plato.

Los que desayunan sobre la marcha, deberían dejar preparado también el termo, o el vaso para llevar el zumo – Y, si, ahora es un buen momento para sacarlo del coche si nos lo hemos olvidado ahí.

Si se hace zumo para todo el día, lo mejor es tener preparados recipientes de vidrio de los que se utilizan para hacer conservas caseras. Ciertamente algo con una tapa que cierre bien. Y, por supuesto, también hay que dejar las tapas a mano.

Si se llena el fregadero con agua caliente con jabón antes de empezar a hacer el zumo, no dará pereza lavar la licuadora inmediatamente después de hacer el zumo. Y limpiar la licuadora rápidamente es una cosa de la que nadie se arrepiente nunca. No es nada agradable volver a casa a lavar una licuadora después de un día de trabajo pesado.

También se pueden preparar parcialmente el día anterior las frutas y verduras que se utilizarán para el zumo.