Carne guisada, braseada o estofada

Guisar, brasear y estofar son métodos muy parecidos.

Al guisar, la carne se rehoga primero para después cocerla en una salsa o un líquido. Brasear es esencialmente el mismo método, pero la carne cuece lentamente en su propio jugo, bien tapada, o con muy poco líquido. Para hacer un estofado de carne, se pone en crudo una cazuela con, aceite, vino, ajo, cebolla, hierbas y especias, se tapa bien para que no pierda vapor ni aroma, y se cuece a fuego lento hasta que esté tierna. No hay mucha diferencia entre los tres métodos.