Salsa española

Descripción

La salsa española es la base de las salsas tradicionales más conocidas. Su elaboración es más compleja, pero se conserva bien. Merece la pena hacer una buena cantidad y reservar parte para otras veces.

Ingredientes

1 cebolla (mediana, pelada y picada menuda)
6 cda mantequilla clarificada (o aceite, 90 ml)
1 zanahoria (mediana, pelada y picada menuda)
1 rama apio (lavada y muy picada)
5 cda harina (preferentemente tostada)
6 cda salsa de tomate (o la mitad de puré de tomate concentrado)
  hierbas (opcional, perejil, laurel, tomillo, en ramillete)
  condimentos (sal y pimienta, al gusto)

Instrucciones

Calentamos la mantequilla clarificada, o aceite, en un caz o sartén, o de fondo grueso a fuego medio, sin dejar que llegue a humear, y rehogamos la cebolla, zanahoria, y apio hasta que se doren.

Retiramos el cazo del fuego y añadimos la harina, devolvemos el cazo al fuego, removiendo firmemente para que el roux adquiera un color tostado.

Añadir la salsa de tomate y el caldo oscuro gradualmente, removiendo constantemente, hasta que se haya añadido todo el caldo y la mezcal empiece a hervir.

Añadir las hierbas, si se usan, y hervir a fuego lento, retirando la espuma de la superficie según sea necesario, hasta que se haya reducido un tercio del líquido, deberá hervir probablemente entre 1 hora y media y dos horas.

Retirar las hierbas, si se usan, y pasar la salsa por el chino.

Condimentar con sal y pimienta si se va a servir directamente. Omitir estos condimentos si se va a conservar para otra ocasión, o se va a utilizar como base de otra salsa.

Reduciendo la salsa.

La receta base debería producir entre 1 litro y 1 litro y medio de salsa española, hasta 6 porciones de 250 ml para congelar.

Para que la salsa tenga un color más oscuro, antes de hacer el roux, podemos tostar la harina en una sartén, removiendo constantemente para que se dore por igual. Si la harina se quema, le daría un sabor amargo a la salsa; es mejor tirarla y empezar de nuevo.

Si la salsa espesara demasiado, puede adelgazarse con un poco más de caldo, o agua, si no se tiene caldo.

La salsa española y oscura puede guardarse hasta una semana en la nevera - pero deberá hervirse a los 3-4 días, enfriándola de nuevo en un baño frío antes de devolverla al frigorífico.

La salsa española y las otras salsas oscuras pueden congelarse durante un mes. Recomendamos congelarlas en cantidades pequeñas, un cuarto de litro o 150 ml, y descongerlar el número de porciones que se desee en un momento dado. Congelar la salsa en vasos, por ejemplo, de 250 ml, forrados con plástico de cocina y tapados, y guardarlos después las porciones congeladas en una bolsa, o recipiente, de plástico en el congelador.

Esta es una de las salsas principales, o salsas madre. Muchas de las salsas famosas en la alta cocina son salsas derivadas de la salsa española.

Rendimiento
6 tazas
Tiempo de preparación 25
Tiempo de cocción 120
Tiempo total
2 horas, 25 minutos