Incendios en la cocina

En la cocina hay fuego y grasa muy caliente, puede haber incendios si no se trabaja con mucho cuidado. Seguridad ante todo.

Muchos incendios en la cocina empiezan con una sartén y grasa demasiado caliente. Esta es la primera norma de seguridad al freír: no permitir nunca que la grasa de la sartén se caliente en exceso. La grasa caliente se prende fácilmente y puede incendiarse por el calor de la sartén o porque alguna salpicadura de grasa se prenda con el fuego.

La grasa caliente que se derrama también se incendia fácilmente. Mantener el mango de la sartén vuleto hacia dentro para no volcarla por accidente.

No se debe tener ninguna olla con agua o caldo cociendo cerca de una sartén con grasa caliente para que no pueda salpicar agua y la grasa chisporrotee.

Apagar el fuego

No habrá `fuego que apagar si se han tomado las precauciones adecuadas, pero si se prendiera la sartén hay que actuar con rapìdez.

  • No se debe mover la sartén pues la grasa encendida se extiende fácilmente y podría extender en incendio.
  • Apagar el quemador si se puede llegar a la llave. Si no, ver si se puede cortar la llave del gas.
  • Ahogar las llamas tapando la sartén con una tapadera plana, si se tiene una a mano. El fuego necesita aire y no arde sin oxígeno.
  • Si no se tiene una tapadera, poner encima algo grueso y húmedo como un trapo de cocina o una toalla mojada. Tiene que estar húmeda, si la tela no está húmeda es añadir leña al fuego.
  • No se debe echar agua directamente sobre la grasa ardiendo. La grasa flota sobre el agua y se podría extender el incendio.

Lo mejor es tener un extintor a mano en la cocina. Si se tiene un extintor, debe mantenerse siempre en buen estado y hay que saber usarlo. No hay tiempo para leer las instrucciones cuando se produce una emergencia.