Mezclas, pastas, adobos y salsas

Las especias, las hierbas aromáticas, y condimentos simples se combinan para equilibrar los sabores y crear nuevos condimentos. Si una combinación de especias molidas y hierbas secas se utiliza muchas veces pueden mezclarse de antemano en las proporciones adecuadas y guardar la mezcla en un frasco de vidrio herméticamente cerrado, lista para usarla cuando haga falta. Y es fácil pasar de las simples mezclas a las pastas, como las pastas para curry, y las salsas  como el kétchup, o las salsas fermentadas, como la salsa Worcestershire.

Un adobo le añade sabor a carnes, pescados, y verduras que resultarían bastante sosos de otra forma. Este es también el propósito al marinar, pues una marinada no es más que un adobo líquido. Macerar en un adobo líquido puede hacer que un pescado insulso se convierta en algo sabroso y que la caza o las piezas de carne de segunda sean más tiernas y jugosas. Incluso las piezas de carne de primera se benefician del adobo cuando se van a cocinar de una forma que hace que pierdan sus jugos naturales, como es el caso de la barbacoa.

No está de más conocer los adobos y mezclas de especias populares. Hay un mundo de sabores por descubrir. Después cada uno puede alterar las proporciones a su gusto o añadir otros condimentos a la mezcla, o crear mezclas nuevas.