Dieta sin leche ni productos lácteos

El problema puede incluir a todo tipo de leche de origen animal y a todos sus derivados, o sólo una algunos de ellos.

Tener que seguir una dieta sin leche ni productos lácteos es más común de lo que se pudiera  pensar.  En general, las enzimas para digerir la leche disminuyen con la edad pues la leche es un alimento para niños pequeños, no  adultos. Incluso pueden perderse por completo si no se continúa con la costumbre.

Muchos tienen que evitar la leche y los productos lácteos por problemas de alergia a las proteínas de la leche, o por intolerancia a la lactosa, el azúcar de la leche.

Primero se debe determinar si el problema es con la leche y productos lácteos en general,  o sólo con la leche de vaca, que es la que se consume normalmente. El segundo paso es determinar si el problema es con todos los productos lácteos. Por ejemplo, cuando el problema es la intolerancia a la lactosa, podría consumirse yogur, donde la fermentación hace desaparecer la lactosa.

La lista que se da a continuación asume que se debe evitar la leche de vaca o de cualquier otro animal, y todos los productos lácteos.

Que evitar

Siempre se deben leer las etiquetas de los artículos envasados para conocer los ingredientes que contienen.

  • Leche de cualquier tipo, ya sea fresca, condensada  o en polvo; evitar la leche entera, semidesnatada, o desnatada; evitar la leche de cabra, leche de oveja, o incluso leche de yegua o camella.
  • Productos lácteos como el queso, yogur, mantequilla, mantequilla clarificada para guisar, nata líquida, nata agria, crème fraîche.
  • Helados cremosos, hechos con leche.
  • Suero de leche, que contiene proteínas lácteas, y que puede encontrarse en algunos cereales como muesli o granola, algunos sustitutos de la mantequilla, galletas, pasteles, y en algunos kétchups de tomate comerciales.
  • Caseína y caseinatos, una proteína de la leche, que puede ser un ingrediente en sopas de sobre, crema para café, y algunas salchichas.
  • Lactosa, el azúcar de la leche, que puede aparecer en pasteles y galletas, en sustitutos de mantequilla, jamón cocido enlatado, y algunos otros embutidos.
  • Leche desnatada en polvo, que a veces se utiliza en cereales para niños y algunos embutidos, como el jamón cocido o el embutido pollo que se venden en lonchas.
  • Masa líquida preparada con leche como la que se utiliza para crepes, tortitas, o pudding de Yorkshire.
  • Postres con leche, como el arroz con leche, flanes, mousses, aunque tengan sabor a chocolate, nata montada, pasteles y tartas hechos con mantequilla o leche.
  • Batidos que tengan una base de leche, yogur o helado.
  • Salsas con leche, como la bechamel,  y salsas de mantequilla, como la salsa holandesa.
  • Platos preparados de pasta como los macarrones al queso, o pasta Alfredo.
  • Pizza.
  • Alimentos fritos en mantequilla o mantequilla clarificada.

Alternativas a la leche y los productos lácteos

Las sugerencias dependen de si se deben evitar sólo algunos componentes de la leche, o la leche y todos sus derivados.

  • Leche vegetariana como la leche de soja, leche de almendras, leche de avellanas o de otros frutos secos; leche de avena, leche de arroz, leche de coco.
  • Las margarinas, comprobando que no tienen sólidos lácteos ni suero de leche, son un substituto de la mantequilla.
  • Crema de coco o crema de soja como substituto de la nata.
  • Sustitutos del queso, como el queso de soja.
  • Tofú o levadura nutricional como sustituto del queso en algunos platos.
  • Yogur de soja.
  • Helados de soja.
  • Aceites vegetales como sustitutos de la mantequilla, para cocinar.
  • Chocolate sin leche, chocolate de algarroba.
  • Galletas hechas sin mantequilla; muchas de las galletas comerciales se hacen con grasas vegetales y no animales.
  • Las barritas de frutos secos pueden sustituir a los cereales de desayuno.
  • Algunas galletas rellenas de crema, comprobando que no tienen suero de leche, lactosa o caseinatos.

lácteos