Socializar sin gluten

Erase una vez que se era un tiempo en el cual alguien con cualquier tipo de restricción dietética tenía que enfrentarse a muchas noches solitarias. Era difícil salir a cenar con la gente "ordinaria" y el hecho de tener que traer su propia comida y bebida, o tener que sentarse sin tomar nada, podía dar lugar a situaciones no demasiado agradables. Este era el caso de las personas que debían seguir una dieta sin gluten.

Afortunadamente, aquellos días han quedado atrás. Cualquiera puede salir y socializar aunque deba mantenerse alejado del gluten.

En cierto modo, el péndulo puede haber oscilado demasiado lejos hacia el otro lado, y la dieta sin gluten se ve cómo la solución para numerosos problemas de salud; esto puede ser cierto, o no, puede ser sólo una moda pasajera más. Pero para los celíacos, que deben evitar el gluten a toda costa, los nuevos productos son un regalo del cielo. Ahora puede encontrar buenos sustitutos para casi todo, y son muy a menudo tan deliciosos como los originales.

Los aficionados al vino, pueden disfrutar de sus vinos favoritos en casi cualquier lugar que vayan. El vino en sí no tiene gluten, sólo se tiene que tener algo de cautela con los aditivos. En el caso del vino, es bastante raro que los aditivos contengan gluten.

El gluten podría aparecer en los aditivos que se utilizan para dar sabor al vodka y otros licores fuertes populares como ingredientes de cócteles y combinados. El Scotch está muy bien y, sorprendentemente, también lo están algunos whiskies de malta. Se podría pensar que la malta debería contener gluten, y esto podría ser cierto al principio; pero en muchos casos el proceso de destilación hace que la bebida sea segura para aquellos con enfermedad celíaca.

El caso de la cerveza es un poco más difícil, pero ahora hay tantas cervezas comerciales sin gluten en el mercado que no hay problemas para encontrar una que sea adecuada. Hemos utilizado la palabra "adecuada" en lugar de la frase "adecuada y sabrosa." Porcentualmente, hay tantas variedades mediocres de cerveza sin gluten como las hay del tipo regular. Siendo optimistas, podemos considerar que el vaso está medio lleno y fijarnos en el hecho de que también las hay buenas. Así es la vida. Hacer buena cerveza sigue siendo un arte relativamente raro.

Encontrar alimentos sin gluten, cuando se sale una noche a cenar por la ciudad no tiene por qué ser mucho más difícil. La pasta se va a quedar fuera del menú casi siempre, por lo general va a ser difícil encontrar una pasta que no esté hecha con trigo en un restaurante normal. Sin embargo, esta situación está cambiando rápidamente y ciertamente existen alternativas. La harina de arroz no tiene gluten. La pasta de maíz es una posibilidad. Afortunadamente, más y más restaurantes están adaptándose a la moda sin gluten y ofreciendo alternativas en el menú. Esta es una de las ventajas de que algo se ponga de moda. Los empresarios buscan constantemente formas de diferenciarse y los que siguen una dieta sin gluten se benefician en este caso.

Una vez que usted entra en otras categorías de las opciones se multiplican.

Hay alimentos que contienen gluten aunque uno no lo hubiera esperado, como es el caso de muchos aliños para ensaladas. Pero todas las frutas y verduras que forman parte de la ensalada están libres. Una vez que se han evitado las ensaladas de pasta, sólo queda ignorar las guarniciones de pan y preguntar sobre el aliño.
Cuando se trata de carne y pescado, las opciones son casi ilimitadas. La única parte difícil es asegurarse de que no están preparados con productos que puedan contener gluten, como es el caso de los filetes empanados, el pollo frito, o la merluza a la romana. También hay que evitar el gluten en la guarnición o la salsa. Aparte de eso, se puede salir con amigos ir a cualquier sitio y ¡disfrutar de la proteína!

No hay duda de que tener la enfermedad celíaca puede ser muy fastidioso. Incluso si se diagnostica a tiempo y con precisión para que se pueda seguir una dieta adecuada y eliminar los síntomas, tener que vigilar todo lo que consume es francamente aburrido. Afortunadamente, ya no hay ninguna razón para no salir con los amigos y tener que quedarse en casa con el fin de mantenerse sano.