Raviolis de champiñones

Descripción

Los que consideran que la pasta es un plato demasiado simple para serví­rlo cuando hay invitados no han probado a hacer raviolis. Con pasta hecha en casa, el toque elegante del relleno de champiñones y una deliciosa salsa estilo Alfredo, seguro que cualquiera tiene éxito. Merece la pena probarlo la próxima vez.

Ingredientes

350 g harina
2 huevos (grandes)
125 ml aceite de oliva (mas dos cucharadas para el agua, virgen extra)
175 g champiñón (Portabella miniatura, limpios y cortados en rodajas finas)
300 g espinacas (congeladas, un paquete, descongeladas y escurridas)
225 g queso parmesano (rallado, y algo más para decorar)
100 g mantequilla

Instrucciones

Relleno

  1. Calentamos el aceite de oliva en una sartén grande. Añadimos los champiñones cuando esté caliente. Sazonamos con sal y pimienta.
  2. Cocinamos los champiñones hasta que el líquido que suelten se haya evaporado - unos 6 minutos. Añadimos las espinacas y las salteamos junto con los champiñones durante un par de minutos.
  3. Retiramos la sartén del fuego y pasamos la mezcla por la batidora. Se trata de conseguir un mezcla espesa y de textura gruesa.
  4. Añadimos el queso crema y cuatro cucharadas rasas de parmesano rallado - 50 gr aproximadamente - comprobamos la sazón y dejamos el relleno aparte hasta el momento de ponerlo en los raviolis.

Pasta

  1. Primero tenemos que hacer la pasta. Para preparar la mezcla a mano, colocamos la harina en una superficie limpia - mármol es ideal - y hacemos un hueco en el centro.
  2. Cascamos los huevos encima de la harina, dentor del hueco, y los batimos suavemente con un tenedor, recogiendo harina de los lados. Continuamos mezclando harina y huevo batido hasta que se forme una masa.
  3. Rocí­amos la superficie de ltrabajo con harina y empezamos a amasar la pasta. Continuamos hasta que se haya incorporado todo el huevo. Cuando tenga la textura adecuada, hacemos una bola y la dejamos reposar bajo un cuenco invertido durante 10 o 15 minutos.
  4. Cortamos un trozo de masa con un cuchillo y la extendemos con el rodillo hasta crear una lámina tan fina como nos sea posible. Rocí­amos con un poco de harina tanto la superficie de trabajo como el rodillo.
  5. Cortamos cuadrados de pasta con un cuchillo también podemos hacer círculos con un vaso invertido, o podemos cortar otras formas con un corta-pastas.
  6. Alineamos la mitad de los cuadrados de masa. Con un pincel, untamos los bordes con un poco de huevo batido y después colocamos una cucharada de relleno en el centro.
  7. Ahora ponemos otro cuadrado de masa encima de cada uno con relleno, aplastando ligeramente los bordes para sellar el ravioli. Podemos decoramos el borde de los raviolis haciendo presión con un tenedor.
  8. Repetimos las operaciones de extender masa, cortar formas, rellenarlas y cerrarlas hasta hasta terminar con toda la masa o relleno.
  9. Una vez que todos los raviolis estén listos, llenamos una olla con abundante agua y la calentamos hasta el punto de ebullición, echamos los raviolis, y dejamos que hiervan durante unos 20 minutos. Escurrimos.

Salsa Alfredo

  1. Fundimos la mantequilla en una cazuela a fuego muy lento. Cuando la mantequilla esté derretida, pero sin hervir, añadimos la nata líquida y mezclamos bien.
  2. Añadimos 150 gr de queso parmesano rallado poco a poco, removiendo a menudo, hasta que la salsa espese.
  3. La salsa Alfredo debe tener una consistencia muy cremosa pero no debemos dejar que hierva.
Rendimiento
6 raciones
Tiempo de preparación
30
Tiempo de cocción
60
Tiempo total
1 hora, 30 minutos

Hay máquinas para hacer pasta que convierten la pesada tarea de extender la masa en láminas finas en algo muy fácil.

Hay otras sugerencias para hacer y condimentar la salsa Alfredo en la receta de fetuccine Alfredo.