Arroz sabroso

El arroz aparece como elemento central en platos únicos, como paellas y ensaladas, como ingrediente secundario, en sopas, o como guarnición, como es el caso del arroz hervido o el arroz blanco. Por si mismo, el arroz puede resultar un poco insulso y parecer aburrido, necesita algo de color y sabor, condimentos y salsas con impacto, o venir en buena compañía.

Color y sabor

Un arroz condimentado se convierte en una guarnición más interesante, capaz de complementar mejor el sabor del ingrediente principal. La forma más fácil de darle sabor y color al arroz es usar un caldo sabroso, como líquido de cocción en lugar de agua.

Arroz cocido con mantequilla – Aparte de sal, añadimos al agua para cocer el arroz 1 cucharada de mantequilla y 1 rodaja de limón por cada 2 tazas de arroz. La mantequilla se derrite en el agua caliente y envuelve a los granos de arroz, haciendo que se mantengan sueltos.

Sabor a carne, pollo, verduras, o pescado – Basta sustituir el agua de cocción por caldo de carne, caldo de pollo, caldo de verduras, o caldo de pescado. Se puede prepara el caldo con un cubito de caldo concentrado.

Arroz a la naranja – Cocemos el arroz en una mezcla a partes iguales de agua y zumo de naranja, mejor zumo concentrado.

Arroz al azafrán -  Hervimos 1 cucharadita de hebras de azafrán por cada litro de agua durante 2-3 minutos y utilizamos este líquido para cocinar el arroz. El arroz se volverá de color amarillo. También se puede tostar el azafrán en la sartén y majarlo en el mortero con un poco de agua templada, y añadirlo al agua.

Arroz rojo, al tomate – Usamos como líquido de cocción una mezcla de agua y pasta de tomate en la proporción de 1 cucharada de concentrado de tomate por taza de agua. Alternativamente, se puede cocer el arroz en zumo de tomate aclarado con agua.

Arroz rosado, a la remolacha – Usamos el agua donde se ha hervido una remolacha pelada para cocer el arroz, o zumo de remolacha aligerado con agua.

Arroz al curry – Añadimos al agua para cocer el arroz una cucharadita de pasta de curry, mejor una no muy picante, por taza de arroz, medido en seco.

Arroz tropical – El arroz se cuece en leche de coco, ideal para acompañar a un curry y otros platos de la cocina del sureste asiático. También se puede cocer en una mezcla de leche de coco y zumo de piña para hacer postres y platos dulces.

Arroz cocido en leche – El arroz cocido en leche, o leche aligerada con agua, y azucarado es la base de muchos postres.

En buena compañía

Arroz con beicon y champiñones – Por cada taza de arroz, medido en seco, añadimos al arroz ya cocido, 4 lonchas de beicon, frito hasta que esté crujiente y desmenuzado, y una taza de champiñones en láminas, salteados en aceite o mantequilla.  

Una comida ligera: Arroz con beicon y champiñones servido con huevos escalfados o fritos.

Arroz a las hierbas – Añadimos 3 cucharadas de hierbas picadas por taza de arroz, medido en seco, al arroz cocido con mantequilla. Alternativamente, mezclamos el arroz cocido y escurrido con un poco de mantequilla, que se derretirá, y las hierbas picadas, o lo mezclamos con mantequilla a las hierbas. La albahaca, el cebollino, eneldo, hinojo, perejil, tomillo, o verbena suelen quedar muy bien.

Arroz con cebolla - Incorporamos una cebolla mediana, picada, salteada en 3 cucharadas de aceite de oliva, al arroz hervido en caldo. Lo servimos carne, pollo, o pescado a la brasa o a la parrilla.

Arroz con guisantes o verduras - Preparar arroz con sabor a tomate y añadimos 2 tazas de guisantes, o una mezcla de verduras, descongelados,  5 minutos antes de terminar la cocción. Va bien con pescado a la plancha, a la parrilla o al horno.

Arroz con piña – Calentamos 1 cucharada de mantequilla en una sartén, y añadimos unos trozos de piña en lata, una lata de 120g, escurridos, 1 cucharada del líquido de la lata, y, opcionalmente, 1 cucharadita de mostaza. Salteamos la piña durante 5 minutos y mezclamos piña y salsa con el arroz hervido. Un gran acompañamiento para carne de cerdo a la plancha o a la parrilla.

Arroz con pasas – Añadimos 1 taza de pasas, sin pepitas, al arroz cocido y lo salteamos durante 3-4 minutos en mantequilla clarificada. Genial con un curry indio, pollo o pavo asado ya frío.

Arroz con pasas y piñones – Doramos ligeramente 1/2 taza de piñones en mantequilla clarificada, incorporamos el arroz cocido mezclado con 1/2 taza de pasas, sin pepitas, y salteamos durante 3-4 minutos.

Arroz integral de grano largo.

Lo mejor para hacer turrón es un molde de madera. Puede improvisarse con cartón, o cartulina. Cortando un rectángulo de 25 x 15 cm, se marca una línea a 3 cm del borde, se doblan los lados, y se pegan las esquinas. Hacer un corte diagonal, pequeño, en las esquinas para doblarlas mejor. Forrar el molde con papel engrasado, sea cartón o madera.


Saludable

Las patatas hechas en el horno absorben menos grasa que las patatas fritas. Y las patatas cortadas gruesas absorben menos grasa que las patatas finas. Al fin y al cabo la grasa son calorías.