Cómo servir una sopa

Hay que prestar atención a la cantidad y a la temperatura. La guarnición le da un toque especial.

Una sopa suele presentarse en una sopera, con un cucharón para servir porciones individuales. Las porciones individuales suelen servirse en platos soperos, platos hondos, tazas con dos asas o en cuencos. El mejor utensilio para comer sopa es una cuchara sopera.

Se puede creativo a la hora de presentar la sopa, por ejemplo, se puede servir la sopa en una cazuela de barro, o se puede usar como sopera una hogaza de pan, vaciada parcialmente de miga. También se pueden usar hogazas pequeñas, sin miga, como cuencos individuales, cacerolas pequeñas o cazuelitas de barro.

Una ración de sopa debe ser 200-250 ml cuando se sirve como primer plato. Si se sirve como plato único o plato principal en una comida ligera, se ponen porciones más grandes, 300-350 ml.

Las sopas calientes deben presentarse en la mesa bien calientes, y servirse en platos o cuencos templados o previamente calentados.

Las sopas frías deben presentarse en la mesa bien frías y servirse en recipientes fríos, refrigerados si es necesario. Incluso se pueden servir en un cuenco, o sopera, dentro de un recipiente con hielo.

Guarniciones

Hay guarniciones que se sirven dentro de la sopa.

Un consomé de ave se puede servir con pechuga de pollo finamente picada como guarnición. Una guarnición para el consomé típica en España es el jamón serrano picado.

Algunos consomés llevan el nombre del ingrediente aromatizande que se añade o de la guarnición con que se sirven. El consomé al jerez es un consomé de carne o ave al que se le añade jerez; igualmente, se añade un oporto al consomé al oporto. El consomé juliana lleva puerro o cebolla, zanahoria y apio cortados en juliana. El consomé primavera lleva zanahoria, nabo, apio, judías verdes picados o cortados en varitas finas como guarnición.

Una crema de verduras suele servirse con trocitos de la verdura que es el inbrediente principal como guarnición.

Al servir,una sopa con una guarnición sólida, esta se puede presentar en bandejitas al lado de la sopera y dejar que cada comensal añada la cantidad que desee a su plato de sopa. Otra forma de servirla, adecuada para situaciones más formales, es presentar la guarnición colocada artísticamente en el fondo del plato calentado delante de cada comental y luego se echa la sopa, que se sirve desde la sopera, encima.

Decoración

Muchas sopas se decoran con ingredientes que contrastan con el color de la sopa, especialmente si son cremas y purés de color claro. Estas decoraciones se echan en la sopa justo antes de servir, para que estén frescas y mantengan su textura, sin empaparse o hundirse en la sopa. Por supuesto, el sabor de los ingredientes decorativos debe complementar el sabor de la sopa.

  • Hierbas frescas, picadas, como perejil, cebollino o menta.
  • Hierbas fritas, como salvia, perejil, perifollo y hojas de apilo.
  • Verduras y hortalizas en juliana.
  • Verduras y hortalizas cortadas en tiras muy finas y fritas, como puerro cortado en juliana y frito, o cebolla frita y desmenuzada.
  • Aldmendras fileteadas tostadas, avellanas tostadas y picadas, piñones tostados.
  • Yema de huevo duro, picada muy fina o pasada por un colador.
  • Clara de huevo duro picada muy fina.
  • Queso rallado.
  • Curcurros de pan frito o pan tostado.
  • Panceta frita hasa quedar crujiente y desmenuzada.
  • Especiar salpicadas en la superficie, como pimentón.
  • Una poco de mantequilla aromatizada.
  • Un poco de aceite de oliva o de aceite aromatizado.
  • Nata agria, nata montada o creme crème fraîche, solas o aromatizadas con hierbas picadas o especias.
  • Pequeños buñuelos salados.

sopas y guarniciones