Caldo gallego

Descripción

Un caldo gallego hecho con grelos y lacón tiene un sabor característico. Afortunadamente, hay otras opciones si no se pueden encontrar los ingredientes originales.

Ingredientes

100 g alubias (alubias blancas, remojadas y escurridas)
500 g lacón (o jamón curado en salmuera)
100 g tocino (tocino salado en una pieza, opcional)
30 ml aceite de oliva (2 cucharadas soperas)
2 patatas (medianas, peladas y cortados en dados)
300 g grelos (un ramillete, lavados y cortados)
1 cdta pimentón
  sal (al gusto)

Instrucciones

  1. Remojamos las judí­as en agua frí­a durante 8 horas, o durante la noch. Las escurrimos en un colador y las aclaramos bajo el chorro de agua frí­a.
  2. Ponemos las judí­as en una olla grande y las cubrimos con agua, aproximadamente 1 litro. Llevamos a ebullición.
  3. Añadimos el lacón, aceite de oliva, el pimentón y el tocino, si se usa, cuando el agua empiece a hervir.
  4. Cuando el lí­quido vuelva a hervir, bajamos el fuego y dejamos que la olla hierva a fuego lento hasta que las judí­as estén tiernas, aproximadamente una hora.
  5. Añadimos entonces las patatas, cortadas en dados, y los grelos.
  6. Dejamos que el caldo hierva a fuego lento, hasta que las patatas y el repollo estén cocinados, aproximadamente unos 15 minutos más.
  7. Troceamos el lacón, si se va a servir junto con la sopa, y probamos el punto de sabor, añadiendo sal si hiciera flata.
  8. Pasamos el caldo gallego en una sopera y servimos muy caliente.

Los grelos son hojas de una variedad de nabo recogidas antes de la floración. Si no se encuentran grelos, las hojas de remolacha pueden ser un buen substituto pues tienen un sabor similar, algo picante y ligeramente amargo. El repollo verde tiene un sabor algo más dulce pero también hace un buen caldo gallego.

Rendimiento
4 raciones
Tiempo de preparación 30
Tiempo de cocción 90
Tiempo total
2 horas