Comida para excursiones

Ir de excursión y comer al aire libre es una experiencia inolvidable.

Llega el buen tiempo, sacamos la cesta de picnic de su escondite y lavamos los utensilios, platos y vasos. Metemos el mantel de cuadros y las servilletas en la lavadora. Todo listo ¿no? Claro que no, falta lo más importante ¿Qué hay de la comida?

Podemos hacer los mismos bocadillos y la tortilla de patata de siempre, o podemos darle un sabor completamente nuevo a esta excursión. No es tan difícil llevar un buen plato que no sea tortilla, empanada o bocadillos. No es necesario evitarlos, pero hay muchas más opciones muy apetecibles y se pueden alternar. Una ensalada abundante puede pasar de ser el complemento a ser la estrella principal de un picnic. Y se pueden preparar y llevar carne, aves o marisco.

Brochetas

Las brochetas pequeñas resultan una comida fácil y sabrosa, además, se pueden preparar brochetas calientes o frías. Los carnívoros disfrutarán de los cortes magros de carne de res o cerdo, cortados en dados no muy grandes, adobados con hierbas y especias. Las brochetas se hacen en casa y se empaquetan en una tartera que las mantenga calientes. Después se levanta la tapadera y todo está listo para empezar a comer. Cada bocado es como un filete a la parrilla en miniatura.

Una de las ventajas de las brochetas, además de la facilidad para comerlas, es que se pueden adobar los trozos de carne en cuencos diferentes con sabores que se adapten a los gustos heterogéneos de varias personas diferentes. Se pueden hacer algunas brochetas picantes para los adultos y brochetas suaves para los niños, por ejemplo, o brochetas de carne con adobo de fajitas para unos y brochetas de pollo teriyaki para otros. Además de la carne de vaca, cerdo o cordero, el pollo, el pavo, gambas y muchos otros mariscos quedan muy bien en brochetas. La idea es que se puede tener más de una opción.

Las carnes blancas, como ternera, cerdo, pollo o pavo, se pueden adobar o se pueden empanar. El pan rallado puede condimentarse con hierbas y con otros ingredientes; añadir un poco de queso rallado les da un sabor que suele gustar a los niños. Y se les puede poner un poco de salsa picante, para quienes no pueden vivir sin ella. Si se hacen en tiras, puede complementar la experiencia con una salsa para mojar.

Las gambas gordas y langostinos quedan muy bien. No es necesario condimentarlas mucho para que la gente se apunte a este tipo de brochetas, por supuesto que se pueden marinar para darles otro sabor, y se pueden hacer brochetas con gambas cocidas para comer frías. En este caso, aunque se hagan a la parrilla, es mejor dejar enfriar las brochetas antes de empaquetarlas.

Un buen rollo

Se pueden hacer rollitos con lonchas finas de pollo o pavo asados cubiertas con queso crema condimentado con cebollino, o cebolletas, pimienta y comino. Puede mezclarse un poco de chucrut con queso crema y un poquito de salsa coctel y enrollar la mezcla con una loncha de carne asada fiambre.  Se pueden enrollar puntas de espárrago en lonchas de jamón. La zanahoria rallada y aliñada con un poco de aceite, zumo de limón y perejil se puede enrollar en lonchas de queso.