El vino

El vino ha evolucionado y lo que antiguamente era un arte es ahora una ciencia, y un negocio global. El vino tiene un vocabulario propio y su ritual de desgustación. Ciertamente, el vino empieza en las uvas, y no hay nada que le de tanto caracter como el tipo de uvas que se usaron, las cuales, a su vez, absorben las características del terreno y del clima donde crecieron, pero la historia no acaba ahí. Es necesario tener una cierta habilidad como enólogo, o se corre el riesgo de producir caldos mediocres aunque las uvas sean magníficas. Una vez terminada la fermentación, es necesario almacenar el vino en condiciones adecuadas, y dejarlo envejecer para que tome carácter. Finalmente, tanto la temperatura del vino como la froma del vaso en que se bebe afectan a su sabor. Puede que hacer un buen vino sea una ciencia, pero escogerlo y disfrutarlo sigue siendo un arte.

Si me dieran a elegir entre diamantes y perlas, escogería un racimo de uvas blancas y uvas negras. ~ Nicolas Parra, Chile


Vinos de verano, vinos de invierno

uvas tintas