Salsas de sartén para carne

Estas salsas son un ejemplo de salsas de sartén para carne. Cualquiera de ellas puede prepararse con pechugas de pollo salteadas, filetes de cerdo frito, filetes a la plancha o cortes de carne m'as lujosos como el lomo y el solomillo.

Todas se pueden preparar con caldo de pollo, pero es mejor usar caldo hecho con ingredientes similares a los que se están cocinando. Es decir, siempre que podamos, usaremos caldo de ternera o caldo de huesos para un filete de buey a la plancha. Incluso se puede hacer caldo de cordero, cerdo, o caza en su caso.

Salsa cremosa de mostaza

Ingredientes: 75 ml nata agria, 60 ml caldo; 1 cucharadita de mostaza suave; 60 ml nata líquida; una pizca de pimienta. Probablemente no necesitará sal.

Procedimiento: Retiramos la carne y añadimos la nata agria, caldo de pollo, y mostaza a la sartén. Dejamos que hiervan 1-2 minutos. Incorporamos la nata líquida y dejamos que se caliente, pero sin que llegue a hervir. Retiramos la salsa y la vertemos sobre la carne.

Guarnición: Espolvoreamos un poco de eneldo sobre la carne  y la salsa. Servimos con brécol o espárragos al vapor, cuscús o pasta fina al huevo, estilo cabello de ángel.

Salsa suprema rápida (con champiñones)

Ingredientes: 100-125 g champiñones blancos, en rodajas; 2 cucharaditas de zumo de limón; 175 ml de caldo mezclado con 1 cucharadita de maicena; 2 cucharadas de nata líquida; 1 cucharadita de mantequilla; sal y pimienta blanca al gusto.

Procedimiento: Salteamos los champiñones brevemente en la grasa que quede después de retirar el carne. Añadimos el zumo de limón antes de que cambien de color y cocinamos 1 minuto más. Añadimos el caldo y calentamos hasta que empiece a hervir y espese. Retiramos la sartén del fuego e incorporamos la nata líquida y la mantequilla. Corregimos la sazón y servimos.

Guarnición: Espolvoreamos un poco de perejil, finamente picado, sobre la carne y la salsa. Servimos con rodajas de zanahoria hervidas, o al vapor, y patatas asadas en su piel, o cocidas en el horno de microondas.

Gremolata

Ingredientes: de ½ a 1 cucharadita de ajo picado; 1 cucharadita de ralladura de limón; 1 cucharada de perejil picado; 125 ml de caldo; 1 cucharadita de mantequilla; sal y pimiento blanca.

Procedimiento: Añadimos el ajo picado, la ralladura de limón, perejil y caldo a la sartén. Dejamos que hiervan durante 1-2 minutos. Incorporamos la mantequilla una vez retirada la sartén del calor.

Si se saltean el ajo, ralladura de limón y perejil durante un momento antes de añadir el caldo, la salsa tendrá un sabor más suave. Se puede sustituir la ralladura de limón por 1 cucharada de zumo de limón para obtener una textura más suave.

Guarnición: Podemos añadir unas alcaparras, o aceitunas negras sin hueso en rodajitas. Servimos con arroz blanco, o arroz integral hervido, y rodajas de tomate.

Salsa de naranja y tomillo

Ingredientes: 175 ml de zumo de naranja; 75 ml de caldo; 1 cucharadita de tomillo seco.

Procedimiento: Añadimos los ingredientes a la sartén y hervimos a fuego medio durante 1-2 minutos.

Guarnición: Podemos calendar unos gajos de naranja, cortados en trozos, con la salsa y espolvorear con perejil o cilantro picado. Servimos con ensalada y cuscús de pasas y piñones.

Salsa de limón y romero

Ingredientes: 75 ml de zumo de limón; 175 ml de caldo; 1 cucharadita de romero seco.

Procedimiento: Añadimos los ingredientes a la sartén y hervimos a fuego medio durante 1-2 minutos.

Guarnición: Podemos espolvorear un poco de perejil picado. Servimos con ensalada griega y orzo.

Ají verde

Ingredientes: 1/2 chile amarillo, troceado; 1 cebolla pequeña, picada; 1 ramillete cilantro fresco, hojas; el zumo de 2 limas o el de 1 limón; 100 ml de nata líquida; sal y pimienta. Si se desea un color verde intenso, añadir unas hojas de espinacas tiernas.

Procedimiento: Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la batidora y los trituramos hasta que la cebolla y el cilantro estén picados. Añadimos la mezcla a la sartén y dejamos que la carne se cueza en la salsa 5-10 minutos, según el grosor, hasta que esté hecha.

Guarnición: Esta salsa va muy bien con pollo salteado y la guarnición ideal son patatas nuevas hervidas y salteadas.

Salsa de puerro y vino blanco

Ingredientes: 2 puerros, sólo la parte blanca, en rodajitas; 100 ml de vino blanco; 100 ml de caldo, caliente; 75 g de queso crema; sal y pimienta blanca.

Procedimiento: Salteamos el puerro en la sartén 1-2 minutos, sin dejar que tome color. Añadimos el vino y dejamos que hierva 2 minutos a fuego vivo. Añadimos el caldo y queso crema, tapamos y dejamos que la salsa hierva a fuego lento 7-10 minutos. Sazonamos y servimos.

Guarnición: Podemos servir con judías verdes y rodajas de patata cocida con piel, peladas.

Salsa al oloroso

Ingredientes: 4 chalotas, picadas; 4 cucharadas de aceite de oliva; 1 cucharadita de harina; 50 ml de oloroso; 120 ml de caldo de carne; sal y pimienta blanca.

Procedimiento: Freímos las chalotas a fuego medio en el aceite hasta que empiecen a dorarse, 6-7 minutos. Espolvoreamos la harina por encima y la tostamos ligeramente. Añadimo el oloroso y el caldo y dejamos que la salsa cueza suavemente hasta que espese y la harina se cocine, 8-10 minutos. Rectificamos la sazón y pasamos la salsa por el chino sobre la sartén donde se ha hecho la carne. Mezclamos la salsa con el jugo de la sartén, rectificamos la sazón y la servimos.

Guarnición: Queda bien con carne de vacuno a la plancha. La guarnición ideal son setas salteadas en aceite condimentadas simplemente con sal y pimienta.

ají verde