Pechuga de pollo salteada con salsa

Descripción

Las pechugas de pollo salteadas son una comida rápida y fácil de preparar. No sólo es fácil adaptar la cantidad, sino que también pueden hacerse una gran variedad de salsas en la misma sartén. Basta añadir una guarnición para tener un plato de alta categoría.

Ingredientes

4 pechuga de pollo (limpias, sin piel ni hueso, y sin los filetes interiores)
1 cda harina
2 pzca sal
1 pzca pimienta (molida, blanca o negra)

Instrucciones

Mezclamos la harina con la sal y la pimienta. Rebozamos las pechugas en la harina, sacudiéndolas para eliminar el exceso.

Calentamos el aceite en una sartén, a calor moderado.

Ponemos las pechugas a la sartén y las freímos por ambos lados hasta que estén doradas.

Método ordinario: Todo en la sartén.

Seguimos friendo las pechugas hasta que estén hechas, o casi hechas, por dentro, unos 2-3 minutos por cada lado.

Retiramos las pechugas de pollo de la sartén cuando estén listas, manteniéndolas calientes mientras preparamos la salsa en la misma sartén.

Método alternativo: Sartén y horno,

Pasamos las pechugas a una fuente de horno, con un poco más de aceite si fuera necesario.

Cubrimos la fuente y dejamos que las pechugas terminen de hacerse durante 20 minutos a 160º C. Mientras terminan de hacerse, preparamos la salsa y la guarnición.

    Preparamos la salsa

    Añadimos líquido a la sartén para diluir los jugos y preparamos la salsa de sartén escogida.

    Si hiciera falta, devolvemos las pechugas a la sartén, para calentarlas en la salsa o terminar de cocinarlas.

    Servimos

    Pasamos las pechugas a una fuente, o a platos individuales, cubriéndolas con la salsa y rodeándolas con la guarnición.

    pechuga de pollo salteada con salsa

    Rendimiento
    4 raciones
    Tiempo de preparación 15
    Tiempo de cocción 6
    Tiempo total
    21 minutos