Fácil

Técnicas sencillas y normalmente no llevan mucho tiempo.

Pollo a la cerveza

Pollo troceado cocinado lentamente con un sofrito de cebolla, cerveza y hierbas. Queda tan tierno que se cae solo del hueso. La salsa es muy sabrosa. Un plato perfecto tanto para una ocasión especial como para los domingos en los que uno se siente perezoso para cocinar.

Lecsó

Un guiso húngaro de cebolla, pimiento y tomate, similar al pisto. Se puede servir como un plato, con pan, o como guarnición.