Langosta de Maine

Descripción

La langosta tiene un sabor especial, ligeramente dulce, y una textura suculenta, jugosa y tierna, pero firme. Una langosta de tamaño mediano recién sacada del agua, cocida al vapor o hervida, es un auténtico manjar.

Ingredientes

2 langosta (vivas, atadas, 700 g de peso cada una)
1 limón (cortado en cuartos)
  mantequilla (fundida, mantequilla sin sal)
  agua (para cocer la langosta)
500 g algas marinas (optativo)

Instrucciones

Hervimos la langosta a la manera de Maine.

  1. Llenamos una cazuela con agua suficiente para cubrir la langosta, o langostas y añadimos 1 cucharadita de sal por cada litro de agua.
  2. Tapamos la cacerola y calentamos hasta que el agua empiece a hervir.
  3. Metemos la langosta de cabeza en el agua hirviendo. Esperamos que el agua vuelva a hervir.
  4. Volvemos a tapar la cazuela y contamos 9 minutos.
  5. Sacamos la langosta ya cocida del agua.

O la cocemos al vapor el estilo de Maine.

  1. Ponemos las algas marinas en el fondo de una cazuela, ponemos encima la cesta vaporera, o la bandeja para cocinar al vapor, y añadimos agua. Calentamos.
  2. Matamos rápidamente la langosta dándole un buen golpe con un cuchillo fuerte en el punto donde se unen el caparazón de la cabeza y la cola.
  3. Ponemos las langostas sobre la cesta vaporera cuando.
  4. Calentamos y contamos 15 minutos desde el momento que empieza a subir el vapor.
  5. Sacamos la langosta cocida y tiramos las algas.

Una vez cocinada, adornamos y servimos.

  1. Separamos las patas y las pinzas. Abrimos las pinzas y sacamos la carne.
  2.  Cortamos la langosta por la mitad longitudinalmente,  desechando el saco estomacal y el cordón intestinal. Podemos separar la cabeza, si así se desea.

Servimos la cola de langosta y las pinzas acompañadas de cuartos de limón y mantequilla derretida.

Rendimiento
2 raciones
Tiempo de preparación
10
Tiempo de cocción
15
Tiempo total
25 minutos