Pescado a la sal

Descripción

Este método es ideal para hacer pescados enteros. Se utiliza muy a menudo con lubina o dorada, pero puede escogerse cualquier otro pescado blanco.

Ingredientes

1 1⁄2 pescado (un pescado entero, lavado)
3 sal (suficiente sal gruesa para cubrir el pescado)

Instrucciones

  1. Calentamos el horno a 200ºC (puede ser 180ºC si circula el aire)
  2. Cubrimos con sal gruesa una parte de la bandeja de horno lo suficientemente grande como para que quepa el pescado y lo colocamos encima.
  3. Añadimos otros condimentos, si así lo deseamos.
  4. Cubrimos completamente el pescado con sal gruesa.
  5. Salpicamos un poco de agua de agua por encima de la sal.
  6. Metemos la bandeja en el horno y dejamos que se haga hasta que la sal empiece a agrietarse, aproximadamente 1 hora.
  7. Retiramos la bandeja del horno. La capa de sal se habrá convertido en una costra dura.
  8. Golpeamos la sal para que termine de abrirse y retiramos la costra cuidadosamente. Las escamas y la piel del pescado suelen quedarse pegadas a la costra de sal.
  9. Separamos cuidadosamente los filetes de pescado de las espinas y los pasamos a un plato o a una fuente de servir.
  10. Los servimos con una salsa sencilla o aliñados simplemente con un poco de aceite de oliva y zumo de limón.
Rendimiento
6 raciones
Tiempo de preparación
15
Tiempo de cocción
60
Tiempo total
1 hora, 15 minutos

pescado a la sal

Una costra de sal crea un ambiente con humedad y temperatura constantes que es perfecto para cocinar. Este ideal para  la carne delicada del pescado. También puede utilizarse con con piezas de carne largas y estrechas, como la cinta de lomo.

Servir el pescado con una salsa sencilla como la mayonesa o alioli.

Para el pescado con piel y espinas, deben estimarse 250g de pescado crudo por ración.