Mayonesa (mahonesa)

Descripción

La salsa mahonesa, o mayonesa, es una simple emulsión de huevo y aceite originaria de las Islas Baleares, que ha dado lugar a múltiples variaciones, y se ha convertido en una de las salsas más populares producidas a nivel industrial.

Ingredientes

1 huevo (grande)
1⁄2 cdta sal (o al gusto)
30 ml zumo de limón (1 cucharada = 15 ml)
250 ml aceite

Instrucciones

  1. Ponemos el huevo, la sal, y el zumo de limón en un recipiente y batimos hasta que estén bien mezclados.
  2. Añadimos un poco de aceite, batiendo enérgicamente hasta que se incorpore. Repetimos el proceso añadiendo aceite poco a poco, casi gota a gota, y batiendo hasta que la salsa empiece a espesar.
  3. Ahora podemos añadir otros condimentos.
  4. Continuamos añadiendo el resto del aceite, poco a poco y batiendo, hasta que la salsa tenga la consistencia deseada.
  5. Sevimos o la reservamos hasta mas tarde.
Rendimiento
1 lote
Tiempo de preparación
15
Tiempo de cocción
0
Tiempo total
15 minutos

El aceite de oliva es el mejor como base y, por ser ácido, ayuda a que la salsa se conserve mejor, pero puede utilizarse otro tipo de aceite, como el aceite de girasol, o el de maíz. El aceite de girasol es una buena alternativa cuando no hay aceite de oliva, o cuando se desea una salsa con un sabor más suave. El aceite de oliva tiene un sabor fuerte y característico.

Pueden utilizarse 2 yemas de huevo, en lugar de 1 huevo entero, y la salsa tendrá más consistencia y algo más de color.

El zumo de limón le da el toque ácido justo, pero puede sustituirse este zumo por vinagre, o yogur.

Cuando la mayonesa se espesa demasiado, puede aclararse añadiendo un poco de agua. Se pueden alternar el agua y el aceite, aclarando la salsa y volviendo a espesarla para hacer una mayor cantidad de mayonesa.

La mayonesa se puede aclarar con otros líquidos como la leche. Y se puede hacer una mayonesa con leche. La mejor proporción es 1 parte de leche por 3 partes de aceite.

¿Cuánto tiempo se puede guardar?

Podría guardarse en la nevera hasta una semana, pero como es una salsa hecha con huevo crudo, se recomienda preparar sólo lo que se necesite y consumirla en el mismo día, y guardarla en la nevera o un sitio frío mientras tanto.

No remover a salsa cuando está fría, solo batirla cuando a vuelto a la temperatura ambiente.

No se puede congelar la salsa. Los ingredientes siempre se separan al descongelarla.