La cocina de Venezuela

La cocina colonial es la base de la cocina venezolana moderna,

La contribución de Venezuela a la cocina no fue muy grande originalmente porque no había civilizaciones indígenas asentadas en el territorio. La base de su gastronomía actual es la cocina colonial, más que ninguna otra. Ha tomado prestados y ha adaptado platos de los países vecinos.

Los frijoles negros, alubias negras, son uno de sus alimentos favoritos hasta el punto que llaman "caviar criollos" a los frijoles negros machacadas. El plato nacional es el pabellón criollo, que se deriva de la ropa vieja española, y consiste en carne de vaca, guisada y desmenuzada, servida con arroz, frijoles negros, plátano frito y huevos fritos.

La influencia de la cocina se aprecia en la salsa guacasaca, con base de aguacate, y en el corbullón mantuano, un plato de pescado con salsa de pimientos que recuerda al pescado a la veracruzana.

Las arepas pueden compararse a las tortillas mexicanas en su uso, pero son más gruesas y se hacen con otro tipo de maíz. Se parecen más a un bollo que a una tortilla y el sabor a maíz es más notable. Las arepas pueden rellenarse con todo tipo de ingredientes, aunque el queso es el más popular. La arepa caliente se abre por la mitad y se pone el queso, que se funde parcialmente con el calor.

Venezuela cuenta con una buena selección de quesos y cerveza, debido a la aportación de los emigrantes alemanes.