Cocina para niños

Hay varias razones por las que la cocina para niños es importante.

Los niños no son adultos bajitos. Por una parte, sus necesidades nutricionales son diferentes a las de los adultos porque están en un período de crecimiento. Por la otra, su sistema digestivo también necesita madurar para poder adaptarse a la variada dieta de un adulto. Necesitan empezar con comidas muy simples, pero, a medida que crecen, podrán digerir comidas más ricas. Los niños prefieren comer más frecuentemente y cantidades más pequeñas.

Lo que lleguen a ser los niños como depende mucho de lo que coman. No sólo su alimentación tiene un impacto directo en su desarrollo físico y mental, sino que también es vital para mantener su nivel de actividad, su capacidad para combatir las enfermedades típicas de la infancia y su salud general.

Un bien alimentado está sano,  lo cual se refleja en su tono muscular, ojos, cabello, piel y dentición. Tiene energía abundante y buena concentración mental. Es capaz de enfocar su atención en una tarea y mantenerla enfocada durante un cierto período de tiempo, que será cada vez más largo a medida que crece.

Sus gustos y sus hábitos alimenticios también se desarrollan a medida que crecen. Es importante escuchar a los niños y atender a sus gustos, a la vez que se educa su gusto y se crean hábitos alimenticios saludables. Los hábitos alimenticios que se  desarrollan durante la infancia influyen mucho en la salud del adulto.

a los niños les gusta una presentación atractiva