Cocina para niños

La cantidad de alimentos que se deben ingerir diariamente varían con la edad, el sexo y el nivel de actividad. Esto significa que la porción adecuada para un adulto es diferente de la porción adecuada para un adolescente, de la de un niño en edad escolar y de la de un niño pequeño. Esto es algo que frecuentemente no se tiene en cuenta.

El hecho de que en el paquete diga el tamaño de una ración no significa que realmente sea la cantidad adecuada para un niño. En los paquetes se suele indicar la cantidad adecuada para un adulto medio y puede ser demasiada comida en el caso de los niños. Algunos productos vienen en porciones adecuadas para niños, como algunos yogures y quesitos, pero no es así en la mayoría de los casos.

La palma de la mano es una buena referencia visual para calcular porciones.

Una ración de 50-60 g de carne en el plato de un niño es una ración adecuada. Puede parecer una ración pequeña, pero el niño es también pequeño. Una porción no debe ser más grande que la palma de la mano, como regla general, y cuando se compara la palma de la mano de un adulto y de un niño se ve claramente la diferencia en tamaño.

Normalmente se hacen varias comidas a lo largo del día, tres o cuatro es corriente, pero en el caso de los niños el número de comidas puede ser exagerado. Es normal que prefieren comer cantidades pequeñas muchas veces al día, cada vez que tienen hambre, que hacer tres comidas grandes. Esto no es una coincidencia. Es instinto y es como todos lo haríamos naturalmente. Desafortunadamente, en el mundo de los adultos las horas de las comidas vienen dictadas por los horarios de trabajo y nos toca vivir pendientes del reloj y comer a horas fijas. Es una buena idea poner un poquito de todo en el plato delante del niño. Nunca porciones grandes. Ya pedirán más si tienen hambre. Otra buena idea es servir siempre la comida en un plato o en un recipiente del tamaño adecuado para poder ver la cantidad actual que se está sirviendo. Las galletas son un buen ejemplo; es muy fácil pasarse cuando se comen directamente del paquete pero si se ponen en un platito se ve que dos o tres son más que suficiente.