Ensaladas de fruta

Fáciles de hacer y deliciosas, las ensaladas de fruta hacen un gran papel en cualquier comida.

Son ensaladas que tienen fruta como ingrediente principal.  Las ensaladas de fruta con aliños salados se sirven como primer plato, como guarnición, o como plato refrescante entre dos platos fuertes. La mayoría de las ensaladas de fruta son dulces y se sirven a la hora del desayuno, en sustitución del zumo de frutas, o como postre ¿Qué mejor forma de terminar una comida que una macedonia de frutas con nata fresca?

Una ensalada de fruta como postre queda bien incluso cuando se trata de una cena caprichosa. Cuando se ha echado el resto en la comida y no quedan fuerzas para preparar el postre, basta servir una buena macedonia de frutas en una tulipa y adornarla con nata montada en casa. Además, es un postre que complacerá  a quienes están intentando guardar la línea porque una ensalada de fruta calma el apetito por algo dulce y tiene muchísimas menos calorías que un pastel.

Cómo preparar ensaladas de fruta

Se trata de una combinación de frutas, verduras, quesos o carnes con un aliño.

Ingredientes

Pueden utilizarse frutas frescas o enlatadas. Las frutas frescas necesitarán preparación. Casi siempre hay que lavarlas o pelarlas, y cortarlas en trozos. Las frutas enlatadas deberán escurrirse muy bien para que la ensalada no quede demasiado acuosa, pero el líquido de la conserva se puede reservar para hacer el aliño o para utilizarlo en otro plato.

Muchas frutas pierden su color natural y se vuelven marrones una vez cortadas. Para evitarlo, se rocían con algo ácido, como el zumo de limón.

Las verduras y hortalizas también deberán limpiarse y prepararse como se haría para utilizarlas en otros tipos de ensalada.

Aliño

El aliño puede ser salado, como la mayonesa o la salsa Chantilly, o dulce, como un zumo de cítricos o un almíbar. La mayoría de los aliños para ensaladas de fruta tienden a ser algo dulces por eso les suele venir bien un toque ácido, o un poco de licor.

Los zumos de fruta se utilizan muy a menudo para condimentar este tipo de ensaladas. El mejor aliño para una ensalada de frutas dulce es el zumo de naranja, de limón, o de lima, endulzado con azúcar o miel, si hiciera falta.

Aliño de miel y limón para ensaladas de fruta  - Se mezclan miel y zumo de limón a partes iguales. Si se sustituye el zumo de limón por zumo de lima y se mezclan miel y zumo de lima a partes iguales, se obtiene una salsa de miel y lima.

Aliño cremoso de miel y limón - Se mezclan miel, nata líquida y zumo de limón a partes iguales. Primero se mezcla la nata líquida con la miel y después se incorpora el zumo de limón. Sustituyendo el´zumo de limón por zumo de lima se obtiene una salsa cremosa de miel y lima.

Procedimiento

Generalmente, las frutas cortadas no se conservan tan bien como otros ingredientes, así que lo mejor es prepararlas al final. Si se va a preparar una ensalada mixta con frutas y verduras, es mejor preparar primero las verduras y después las frutas. Si se trata de una ensalada que lleva carne o queso, es mejor cocinar la carne y cortar el queso antes de empezar a preparar las frutas.

Es recomendable colocar los trozos de fruta irregulares o que tienen peor aspecto en el fondo de la ensaladera y dejar encima los que están mejor cortados.

Como muchas frutas son blandas y se romperían si se mueven mucho, en la mayoría de los casos las frutas se colocan cuidadosamente en la ensaladera, o fuente, y no se mezclan con el aliño como se hace con otros tipos de ensalada.

Sugerencias para ensaladas de fruta

Para hacer una ensalada de fruta como primer plato, colocamos rodajas de manzana, rociadas con zumo de limón y de naranja sobre un lecho de escarola o lechuga rizada. Las acompañamos con atún en aceite, escurrido y desmigado, o con pavo o pato asado, en trozos, o pollo cocido.  Aliñamos con una vinagreta hecha con vinagre de sira o con zumo de cítricos.

Se puede servir como plata fuerte una ensalada de piña, cortada en dados, con queso, pollo o jamón cocido, también cortados en dados, uvas y lechuga cortada muy menudo. Se puede aliñar con salsa Chantilly o mayonesa ligera, o con una vinagreta hecha con zumo de piña y naranja. También se puede servir piña, cortada en dados, sobre un lecho de lechuga y aliñada con zumo de piña como acompañamiento para el jamón cocido o asado, pollo o pavo en fiambre.

Se puede hacer una ensalada de melón, en trozos, con jamón serrano o prosciutto, en tiras. No necesita aliño; unas gotas de aceite de oliva, como mucho.

El limón cortado en rodajas muy finas queda bien con lechuga o endibias, cebolletas, y perejil ¿El aliño? Una vinagreta con zumo de limón.

Se puede hacer una ensalada oriental de papaya y mango sirviendo las frutas, peladas y cortadas en dados, sobre un lecho de lechuga rizada o col china, cortados en tiras muy finas. Se decora con cacahuetes tostados y picados. Se puede hacer un aliño mezclando zumo de lima con un poco de salsa de pescado tailandesa o vietnamita, cebolletas picadas muy finas, y azúcar de palma o azúcar moreno. Y los amantes de lo picante, pueden añadir chile fresco, picadito.

Si mezclamos gajos de pomelo ordinario y pomelo rosa con tiras finas de hinojo (bulbo) los condimentamos con un aliño hecho con zumo de lima y naranja mezclados con aceite de oliva queda una ensalada tan vistosa como sabrosa. El aliño se puede mejorar añadiendo chalotas picadas muy finas, ralladura de lima y jengibre rallado. Esta ensalada queda va muy bien con rúcula.

ensalada de fruta