Pato

El pato contiene prácticamente los mismos nutrientes que el pollo pero tiene el doble de grasa.

Los patos son aves acuáticas, viven en las proximidades del agua y sus patas son palmípedas y esto les permite nadar mejor. Hay muchas especies con diferentes características y apariencia, aunque todas tienen un cuerpo estilizado y un plumaje atractivo.

Se han comido patos salvajes en todas las partes del mundo durante muchos años. Finalmente fueron domesticados para la producción de huevos y carne. Los patos criados para la mesa son los que tienen el agua dulce como hábitat natural.

Variedades de patos domésticos

Para la producción de carne en casi todo el mundo se usa el pato mandarín, o pato de Pekín, o un híbrido de esta raza. En hispanoamérica cría el pato mudo, o pato criollo. Los franceses prefieren el pato de Nantes o el de Rouen mientras que los ingleses prefieren el pato de Aylesbury, que es un pato doméstico común en otras zonas, el ánade friso (gadwall) o la cerceta (garganey)

Par la producción de huevos, se prefiren el pato khaki, el pato corredor indio o el buff orpington.

Comprar y conservar

Se pueden encontrar patos ya desplumados y limpiso tanto frescos como congelados. El pato también se encuentra por piezas, listos para cocinar o en platos ya preparados. El magret es la pechuga, sin piel ni hueso, de los patos engordados para la mesa y para usar el hígado. Normalmente son patos de una raza francesa, moulard.

Además, se pueden encontrar patés y foie-gras de hígado de pato. La grasa de pato es la grasa preferida para cocinar y conservar en la Gasconia, en el sudoeste de Francia.

Para freír o para la parrilla, se deben escoger animales de menos de 8 semanas y un peso entre 1 kg y 1 3/4 kg. Deben tener una piel de color cremoso y una pechuga rolliza. El pico y la membrana entre los dedos deberían ser blandos y poder doblarse.

Para asar o guisar, son buenos los patos de hasta 16 semanas, con un peso entre 1 3/4 kg y 2 3/4 kg. El pico todavía es blando pero está empezando a endurecerse.

Los animales de más de 6 meses tienen un pico duro y su carne es más correosa. Su peso también está entre 1 3/4 kg y 2 3/4 kg.

En las tiendas no se hace diferencia entre machos y hembras, pero las hembras suelen tener más carne en la pechuga.

Al igual que el pollo, el pato fresco crudo debe guardarse en la parte más fría del refrigerador durante no más de 3 días. Los menudillos frescos se estropean muy rápido y deben usarse en las siguientes 24 horas. El pato congelado se conservará bien durante 3 meses en el congelador de la nevera, o hasta 6 meses en un arcón congelador.

pato asado