Bollos ingleses para té (scones)

Los bollos para té ingleses, o scones, se sirven a la hora del té calientes, con mantequilla, mermelada, y crema.

Ingredientes

150 g harina
1 pzca sal
25 g azúcar
120 ml leche (y un poco más para el glaseado)

Instrucciones

Calentamos el horno a 225º C.

Tamizamos la harina junto con la levadura en polvo y la sal.

Añadimos la mantequilla,  la frotándola con la harina para hacer migas.

Incorporamos el azúcar y la leche, mezclándolas con un cuchillo metálico hasta formar una masa que no sea pegajosa.

Pasamos la masa a una superficie enharinada y la amasamos ligeramente, hasta que esté suave.

Estiramos la masa hasta que quede aproximadamente  de 1 cm a 1 centímetro y medio de espesor. 

Cortamos círculos utilizando un corta-pastas  y los vamos colocando en una bandeja de horno engrasada con mantequilla. Podemos pintar la superficie de cada bollo con leche.

Los metemos en el horno, en la parte superior, y dejamos que se hagan durante 8 a 10 minutos, hasta que suban y se doren.

Una vez listos, retiramos los bollos del horno y los pasamos a una rejilla para que se enfríen.

Servimos los bollos para té templados.

scone

Rendimiento
4 raciones
Tiempo de preparación 30
Tiempo de cocción 10
Tiempo total
40 minutos