Perdices estofadas

Descripción

La salsa de vino y vinagre que se sirve con las perdices estofadas realza maravillosamente los platos de aves de caza, pero también se puede usar para darle carácter a un pollo pequeño.

Ingredientes

3 perdiz (grandes, limpias, enteras pero sin espoleta)
1 cebolla (grande, pelada y picada)
3 di ajo (pelados y picados)
1 rama apio (optativo, lavada, sin hebras, troceada fina)
2 zanahorias (optativo, peladas y cortadas en trozos pequeños)
1 hoja laurel
2 clavo (clavos de olor enteros)
175 ml vino blanco (seco)
60 ml vinagre (vinagre de vino de jerez, de vino blanco o vino tinto)
200 ml caldo (caldo de ave)
  sal y pimienta (al gusto)

Instrucciones

Sazonamos las perdices con sal y pimienta. Calentamos el aceite en la cazuela y las doramos por todos los lados, unos 10 minutos. Las sacamos de la cazuela y las dejamos aparte.

Sofreímos la cebolla, apio y zanahoria en la misma cazuela hasta que la cebolla se ablande, 4-6 minutos. Añadimos los ajos durante el último minuto.

Volvemos a meter las perdices en la cazuela, agregando también laurel, clavo, vino, vinagre y suficiente caldo como para cubrir las patas. Tapamos la cazuela y dejamos que las perdices cuezan lentamente hasta que estén tiernas, 30-45 minutos.

Pasamos las perdices a una fuente previamente calentada y las mantenemos calientes.

Retiramos la hoja de laurel y pasamos la salsa por el chino o por la batidora. Comprobamos la sazón, volvemos a calentarla, si fuera necesario.

Cortamos las perdices estofadas por la mitad y las servimos con la salsa en una salsera aparte.

perdices estofadas

Rendimiento
6 raciones
Tiempo de preparación 25
Tiempo de cocción 65
Tiempo total
1 hora, 30 minutos