Las versátiles tortillas

¿Por qué no intentar hacer algo nuevo utilizando tortillas de maíz o de harina esta noche?

tostada mexicana

No, no se trata de tortas pequeñas, que eso es lo que significa la palabra tortilla, y dulces para la merienda, ni tampoco nos referimos a las tortillas saladas que se hacen con huevo. Estamos hablando de las tortillas que se hacen con masa y parecen un pan plano y no muy grueso. Son un básico de la cocina mexicana y también se han hecho muy populares. Son versátiles y se pueden utilizar tanto para platos dulces así como salados.  Pueden darle variedad a las comidas familiares.

Las tortillas de maíz se utilizan para hacer enchiladas, tamales, tostadas y flautas. Sin embargo, la mayoría de la gente va a reconocerlas como la fuente de los triangulitos de masa de maíz fritos que se mojan en la salsa roja o el guacamole.  Las tortillas de harina de trigo se utilizan para hacer tacos blandos, burritos y chimichangas.

Este tipo de tortillas, ya sean de maíz o de harina de trigo, han estado presentes en las mesas de las familias mexicanas durante mucho tiempo. De hecho, este alimento básico se ha disfrutado durante siglos en México, y también, aunque bajo otros nombres, en numerosos países de la américa latina. Los mayas y los aztecas ye preparaban tortillas de un tipo u otro desde prácticamente el principio de la agricultura en América.

Normalmente se deberían preparar en el momento, pero se pueden encontrar fácilmente en las tiendas de comestibles ya hechas, y sólo es necesario calentarlas.  Esto es lo que la mayoría de la gente hace. Aunque sean fáciles de conseguir, son igualmente fáciles de hacer en casa. Se necesitan muy pocos ingredientes. Harina de masa, de maíz, o harina de trigo, agua, sal, y algo de grasa para freírlas es prácticamente todo lo que se necesita. Por supuesto, las tortillas pueden hacerse tan grandes como se desee y el tamaño determina qué tipo de comidas mexicanas se puede preparar con ellas.

Pero no hace falta limitarse a paltos mexicanos. Las tortillas de harina de trigo pueden sustituir al pan a la hora de hacer bocadillos, ya sean enrolladas o en forma de paquete. Admiten todo tipo de rellenos, ya sean embutidos, queso, lechuga, rodajas de tomate o pepino, tiras de pimiento, carne asada; cualquier cosa que quede bien entre dos rebanadas de pan, resultará igualmente sabrosa envuelta en una tortilla. Se pueden untar con mantequilla, queso crema o mayonesa para que el bocadillo sea más jugoso.

También se pueden utilizar para platos dulces. Podemos untar una tortilla con mantequilla de cacahuete, o mantequilla de almendras, y mermelada, la enrollamos, la freímos en mantequilla en una sartén, y la servimos con miel o salsa de chocolate. También se pueden hacer paquetes rellenos de fruta y freírlos en abundante aceite, para servirlas también con miel, salsa de chocolate o de frutas, helado o nata montada.

Los tipos de platos que se pueden hacer con tortillas sólo están limitados por la imaginación de cada uno. De hecho, no es necesario limitarse a la cocina mexicana. Ni siquiera a la cocina latinoamericana. Si se trata de bocadillos, los mismos rellenos que se meten en un pan pita, se pueden enrollar en una tortilla. Pueden convertirse en una base improvisada para pizza italiana, una coca mediterránea, o una galette francesa de tamaño grande.

 Seguro que estas sugerencias son suficiente para empezar. Y si hace falta algo más de inspiración, basta con hojear un libro de cocina mexicana, cocina del sudoeste de los estados unidos, o buscar recetas mexicanas en Internet.