Mejillones gratinados con espinacas y alioli

Descripción

Esta es una receta fácil de preparar por anticipado para gratinarlos en el último momento. Se puede servir como aperitivo o primer plato.

Ingredientes

500 g mejillones (limpios)
4 cda vino blanco (o vermut seco)
500 g espinacas (espinacas frescas, bien lavadas)
  sal y pimienta (al gusto)
250 ml salsa (alioli de huevo)

Instrucciones

Calentamos el vino en una cazuela hasta que empiece a hervir. Añadimos los mejillones, tapamos la cazuela y cocinamos los mejillones, sacudiendo la cazuela de vez en cuando, hasta que se abran, 1-3 minutos. Desechamos los que no estén abiertos.

Quiamos la valva superior a todos los mejillones y los colocamos en una fuente de horno.

Fundimos la mantequilla en un cazo y echamos las espinacas. Tapamos el cazo y las cocinamos hasta que estén hechas y bien tiernas. Las picamos bien. Las sazonamos con sal y pimienta, y las mezclamos con la nata líquida.

MIentras calentamos el gratinador, ponemos primero 1 cucharada de la mezcla de espinacas sobre cada mejillón y después 1-2 cucharaditas de alioli de huevo.

Gratinamos los mejillones hasta que empiecen a tomar color, 1-2 minutos. Servimos los mejillones gratinados inmediatamente.

Rendimiento
4 raciones
Tiempo de preparación 30
Tiempo de cocción 10
Tiempo total
40 minutos